El misterio detrás de la foto del hombre que sale del interior de un tiburón

Llegas a hospedarte en un hotel de Gippsaland, en la región rural de Victoria, en Australia, y lo primero con lo que te encuentras es con la fotografía de un hombre que intenta salir del interior de un tiburón. Tu cara de sorpresa es inevitable.

Esta escena se repite una y otra vez cada que un huésped o curioso entra por primera vez al Hotel Metung y al ver la foto pregunta con incredulidad si el pobre hombre logró salir con vida.

El asombro es aún mayor cuando un pescador se para a su lado y les contesta: Sí, lo hice.

¿Cómo explicar esa foto?

¿Acaso un tiburón se tragó a un hombre, y éste, al verse en el interior del animal halló la manera de escapar apuñalándolo desde su interior y sacando desesperadamente uno de sus brazos de entre las branquias del depredador?

La verdadera historia de la fotografía no es tan espectacular cómo quisiéramos. En realidad el pescador de la imagen (cuya identidad desconocemos) no hizo sino tomar el cadáver de un tiburón  y con mucha paciencia se introdujo dentro de su cuerpo.

Hasta parecía disfraz de Juan Son. Seguramente pensó “Pal’ Face”.

Obviamente se cercioró de que el animalón estuviera bien muerto, no fuera a ser la de malas.

Lo curioso es que muchos lugareños e incluso varios medios se fueron con la finta y creyeron que en realidad ese hombre se había echado un tiro épico contra del tiburón.

Este hombre puede decir que ya experimentó lo que siente una solitaria.

*** Vía DailyMail