Durante el segundo día de declaraciones, el hijo del Mayo Zambada, Vicente Zambada Niebla “el Vicentillo” detalló como es que “utilizaban” a la policía y a los militares para enfrentarse a sus rivales sin tener que meter las manos.

De acuerdo con lo declarado, la guerra entre el Cártel de Juárez y el de Sinaloa comenzó por una pelea en una reunión entre los líderes. El Vicentillo explicó que en 2004 el Chapo trató de negociar con Rodolfo Carrillo Fuentes “el Niño de Oro”, quien era hermano de Amado Carrillo, fundador del cartel de Juárez.

Sin embargo, los negocios no resultaron como esperaban y el Chapo lo mandó matar. Es así como inicia la guerra entre cárteles. La BBC refiere que el inicio de esta guerra causó la muerte de al menos 250 mil personas tanto en México como en Estados Unidos.

¿Y dónde entra la policía? 

Posterior al asesinato que desencadenó todo, en 2008 el Vicentillo se dedicaba a buscar las oficinas y casas de seguridad de los cárteles rivales. Para no arriesgar a su gente y evitar el pleito, filtraba esa información al Gobierno, a la Policía Federal Preventiva y a la Policía Militar.

Los contrarios eran entonces los Beltrán Leyva y los Carrillo Fuentes, por lo que al avisar a las autoridades se deshacían de ellos.


Es importante mencionar que cuando comenzó el juicio en Estados Unidos en contra el hijo del Mayo Zambada, este último logró un acuerdo de colaboración con la agencia antidrogas DEA: testificaría en el juicio en contra del Chapo por reducir su condena.

Apenas ayer les informamos que el narcotraficante había declarado que para escapar de prisión en 2001, el Chapo no había sobornado ni al director del penal Puente Grande ni al entonces presidente Vicente Fox.