Desde el sábado por la noche, este video se esparce por las redes como el fuego, sobre todo en España, donde tuvo lugar el incidente. Un joven nacido en Mongolia viajaba en el metro de Barcelona cuando fue agredido por un chico rubio, cuya cara ha sido pixeleada. Hoy, la policía ha confirmado la detención de agresor.

El chico asiático viajaba en la línea 1 del metro de Barcelona cuando otro, de apariencia caucásica, se acercó para agredirlo, primero verbalmente y luego físicamente. Los pasajeros intentaron separarlos. Finalmente, el agredido desciende en la estación Fabra i Puig.

Los hechos ocurrieron el sábado por la noche. El domingo, el joven mongol presentó la denuncia, Entre el lunes y el martes, la investigación en Barcelona ha conducido con l arresto del supuesto agresor. Otras dos personas han sido llamadas a declarar, entre las que se encuentra el supuesto autor del video y se encuentran bajo sospecha por complicidad.

En efecto, la grabación fue hecha por un acompañante del agresor, quien colgó el video en Youtube, acompañado de comentarios racistas, y cuya cuenta de Twitter ha sido borrada después de haber publicado comentarios agresivos y de afirmar que el chico que golpeó al extranjero “era un camarada ruso”.

El primer teniente de alcalde y presidente de Transports Metropolitans de Barcelona, Joaquim Forn, asesoró al agredido al levantar su denuncia y afirmó que “la intolerancia y la xenofobia no tienen  cabida en Barcelona”.

La policía ha lanzado un comunicado dirigido a los testigos del hecho para llamarlos a dar testimonio de lo ocurrido.

Vía:  20 minutos, La República