Con una frase salidita del manual de gobernar escrito por Enrique Peña Nieto, el secretario de Salud del estado de Veracruz se quejó amargamente de que nomás no le aplauden por hacer —a medias— su chamba. Esta vez, fue Roberto Ramos Alor quien perdió la paciencia con los cuestionamientos de los reporteros y se aventó, desde su ronco pecho, un incómodo pero reconocido grito: ‘No les embona ningún chile’.

epn-rie-chile-embona-veracruz

El señor Ramos, pediatra, se encanijó después de que le preguntaran de dónde —y con qué dinero— habían comprado las medicinas.

“Cuando no había medicamentos, con toda la razón estaba la demanda popular. Luego llegan los benditos medicamentos y ahora dicen ‘de dónde los compró'”, reclama el secretario de Salud de Veracruz justo antes de decir “como ciudadano” la florida frase que lo dejó en el ojo del huracán. Vean el video tomado por periodistas locales del estado jarocho:

“Compañeros ustedes son padres de familia, dejen un poquito los compromisos, pero denle un sentido objetivo”, agrega el doitor… claro, además, reclamó que estas faltas de medicamentos —y los reclamos ciudadanos que la acompañan— son una estrategia para dañar la administración del gobernador veracruzano de Morena, Cuitláhuac García. 

De acuerdo a los medios locales, aunque pareciera, el evento no estaba organizado para ver al secretario Roberto Ramos Alor hacer un ‘leave Brtney alone’ con su jefecito en el estado.

Oficialmente, el chiste era anunciar la creación de una jornada de salud para periodistas en todos los centros de salud del estado. Según esto, buscaba echarle la mano a los trabajadores de los medios de comunicación para acceder a la salud necesaria después de que les vieran la feis durante años. “Esta es la primera vez que un gobierno realiza acciones de este tipo para el gremio de periodistas”, explicaba.