Aunque supuestamente estamos en época de austeridad, el Instituto Nacional Electoral (INE) ya se mandó a construir nuevas instalaciones, las cuales necesitarán que les hagan “canchita”, razón por la que se demolerá un inmueble al que hace poco se le invirtieron 55 millones de pesos.

Según reporta Reforma, en el espacio que dejará libre el edificio D de las actuales instalaciones del INE serán instaladas dos canchas deportivas… pues es mejor poner en condición a los consejeros electorales, que resguardar el Centro de Producción, lugar en el que se procesan los spots de los partidos políticos que son transmitidos en radio y TV y que, de acuerdo con el proyecto ganador del nuevo edificio del INE, ya estorba:

“Deportivo INE (estaría) ubicado en la zona más irregular del terreno (…) reutilizando el área de desplante del edificio D, el cual se propone demoler y reutilizar/reciclar parte de su estructura y elementos de fachada para la construcción de un pequeño nuevo complejo de servicios de regaderas y vestidores”.

edificio INE

Hace apenas dos años, el edificio D recibió una manita que costó 55 millones 948 mil pesos. Tal gasto se justificó ya que el inmueble supuestamente fue readecuado para la transición tecnológica del Centro de Producción. El espacio cuenta con estudio de TV, donde los presidentes del INE mandan sus mensajes que luego nos tenemos que chutar en cadena nacional los días de elecciones.

“Fue un proyecto en el que se emplearon, de manera racional y austera, los recursos públicos, porque se aprovechó en su mayoría el equipo con el que contábamos”, comentó en su momento Alfredo Ríos Camarena, ex director de Prerrogativas y Partidos Políticos de antes llamado IFE.

Pero bueno, dinero es lo que sobre… por ello no duele deshacerse del edificio que también es lugar en el que se ubica el comedor y las oficinas de comunicación social del Instituto… esto gracias al proyecto ganador, a cargo del arquitecto Héctor de la Peña, el cual tendrá un costo de aproximadamente 942 millones 664 mil 140 pesos.

*Vía Reforma