Y para ganarse el título de la pareja más transa de México (actualmente poseído por la dupla Javidú-Karime Macias), la esposa de Emilio Lozoya también le entró a los “negocios” de su pareja con tal alegría, que ahora ya es investigada por las autoridades.

De acuerdo con Reforma, la empresa Yacani S.A de C.V de Marielle Helene Eckes, esposa de Emilio Lozoya, habría recibido parte de los recursos procedentes de sobornos hechos por Altos Hornos de México a Pemex, para que la paraestatal comprara una planta chatarra ubicada en Veracruz… claro, tal transacción se habría llevado a cabo cuando Lozoyita era director de Petróleos Mexicanos.

Lozoya

Foto: Cuartoscuro

Esta información es parte de una nueva línea de investigación seguida por las autoridades, en la que también figura Tannia Beatriz López Abud, socia de Yacani… pero también con cargo en Altos Hornos, de Alonso Ancira.

Por si fuera poco, López Abud también es socia del despacho en el que figura un tal Juan Carlos Quintana, hombre relacionado con la compra de una mansión en Ixtapa a nombre de Marielle Helene Eckes, esposa de Emilio Lozoya. En fin, muchas de esas coincidencias que se dan muy habitualmente en las altas esferas del poder.

Al respecto, el abogado de Lozoya, Javier Coello Trejo, negó que la esposa de su cliente tenga que ver con las transas del exdirector de Pemex… claro, en caso de que éstas hubieran ocurrido, jejeje. Yacani “Es una empresa que fundó la señora con su dinero y no hay nadie de Altos Hornos ahí“, aseguró el abogado.

lozoya-pemex-orden-aprehension-suspension-juez

Foto: Cuartoscuro

Aunque Reforma señala que las cuentas de la empresa Yacani fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera, debido a que fue vinculada con Emilio Lozoya, Coello Trejo dijo desconocer esta información. “No nos han notificado nada. Yo ya sabía que obviamente estaban haciendo una investigación, pero no nos permitieron (ver toda la carpeta). No tiene nada qué ver la señora con defraudación fiscal, están pagados los impuestos“.

Coello Trejo señaló que esta nueva información es muestra de la obstinación que la UIF tiene con Emilio Lozoya y, para demostrarlo, cuenta con la documentación que acredita el origen financiero de la empresa de Marielle Helene Eckes. “No hay nada, el dinero es totalmente lícito, la señora lo trajo de su cuenta de Deutsche Bank, tengo los estados de cuenta, las transferencias. La empresa pagó todos sus impuestos”.