El portavoz del Pentágono de Estados Unidos, John Kirby, informó este jueves 25 de febrero que el país norteamericano lanzó ataques aéreos en contra de instalaciones ocupadas por grupos de milicias respaldadas por Irán, al oriente de Siria.

El funcionario afirmó que el ataque fue autorizado en respuesta a otro que Irak llegó a cabo en contra de bases estadounidenses a principio de este mes de febrero. De ese hecho murió un contratista civil, un miembro del servicio gringo resultó herido así como otras personas de tropas de la coalición.

Agrega que esta respuesta militar no fue sin pensar, primero se consultó con los socios de la coalición y una vez autorizada, se dio la orden de atacar desde la presidencia de Estados Unidos.

Se trata del primer ataque militar ordenado por el presidente Joe Biden.

“Un mensaje claro”

El vocero del Pentágono afirmó que esta operación envía un mensaje claro de que el presidente Biden tomará decisiones y actuará siempre para proteger a los elementos estadounidenses y de la coalición. Señaló que se actuó de manera “deliberada” para reducir la situación general en el este de Siria e Irak.

boton-refresco-trump-oficina-oval-casa-blanca-biden-03
Foto: Tom Newton Dunn @tnewtondunn

¿Cuál fue el ataque que detonó el bombardeo? El pasado 15 de febrero la milicia de kurdos de Irak orquestaron un bombardeo con cohetes a bases estadounidenses cerca de la ciudad de Irbil, en la región semiautómata de Siria.

A pesar de que en un primer momento las autoridades no tenían certeza de quién o quiénes eran los responsables, el portavoz del Pentágono aseguró que Irak estuvo detrás de la orden de atacar. Específicamente se le atribuyó a un grupo chiíta conocido como Saraya Awliya al-Dam, Guardianes de la Sangre en árabe.

*Con información de AP

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook