extincion-reciclaje-guia-completa Aquí nos tocó vivir
Foto: Pixabay

Tu primera guía de reciclaje

Reciclar es el proceso de convertir productos en materia prima para fabricar más productos de la misma calidad.

Por Paulina Madrigal

Cuando hablamos de cuidado al medio ambiente solemos pensar en reciclaje. Aunque no es la panacea al problema de la contaminación, sí forma parte de las acciones que nos acercan a conocer nuestros hábitos de consumo y a tomar decisiones más inteligentes y sustentables. Así que aprendamos cómo funciona esto de reciclar.

Primero, debes saber a qué le llamamos “reciclar”: es el proceso de convertir productos en materia prima para fabricar más productos de la MISMA CALIDAD (Romer, 2021).

Segundo, si se fabrica algo de menor calidad y valor, entonces hablamos de infrarreciclaje; si se usa para fabricar algo de mayor valor, entonces estaremos hablando de suprarreciclaje (Romer, 2021). Lo sé, es todo un mundo, pero es importante señalarlo porque así podremos sacar el mayor provecho a los recursos naturales que ya se han extraído de la naturaleza. 


Ahora, ¿todo se puede reciclar?

No. He notado que un material será reciclable si se reúnen tres condiciones:

  1. Mercado: que exista quien compre la materia prima resultado del reciclaje. Entre más se valore ese material, habrá más posibilidades de reciclarlo.
  2. Tecnología: debe existir la tecnología para procesar el material y convertirlo en materia prima.
  3. Ubicación: si cerca de ti hay quien acopie y recicle ese material, entonces es reciclable, pero si no es accesible entonces no podemos hablar de que realmente lo sea. 

Como ves, la posibilidad de reciclar un material depende del contexto y de la demanda.

¿Cuál es la forma correcta de separar?

Lo mejor es enterarte de cómo gestiona tu municipio o localidad los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). La separación más básica es orgánico e inorgánico, pero para empezar a reciclar sería más conveniente identificar cuatro tipos de residuos: 

  1. Orgánicos
  2. Reciclables
  3. No reciclables y sanitarios
  4. De manejo especial o peligrosos (medicinas, solventes, voluminosos, etc.).

En este artículo nos vamos a concentrar en los residuos reciclables más comunes en México.

Es MUY IMPORTANTE que los entregues SECOS Y LIMPIOS. Puedes simplemente escurrirlos bien o enjuagarlos con agua de doble uso.

Conoce tus residuos y observa qué es lo que más consumes, de esta forma podrás hacer un centro de acopio en tu casa con las separaciones pertinentes.  Otro punto a tomar en cuenta es a tu acopiador, PREGUNTA cómo reciben los residuos para que así puedas facilitar el trabajo y valorización. 

¿Vale la pena separar los residuos?

Sí, siempre. Incluso si entregas tus residuos a cualquier camión de basura, el personal suele recuperar lo que puede vender. Cuando entregas tus residuos separados, limpios y secos, les facilitas esta tarea al mismo tiempo de que cuidas su salud ya que evitas que se generen focos de infección y que tengan contacto con todo aquello que tú ya no tocarías.

Habiendo dicho esto, hablemos de los materiales que se suelen reciclar en nuestro país. 

  • Papel y Cartón: Procura que no estén llenos de grasa ya que dificultan o impiden su reciclaje.
  • Aluminio: Las latas de bebidas, alimentos y aerosoles son de los residuos que tienen más valor.
  • Material ferroso: alambres, corcholatas, grapas, etc.
  • Electrónicos y pilas: es muy importante que los llevemos a que los reciclen porque son altamente contaminantes.
  • Tetrapak: Tiene tres capas: plástico, papel y aluminio así que el proceso es muy específico. Busca un punto de acopio.
  • Aceite vegetal usado
  • Vidrio: Aunque tiene poco valor en el mercado, las botellas de vidrio se reciclan y este tipo de vidrio tiene la característica de que se puede reciclar infinitamente. 
  • Plásticos: Éste es un tema amplio. No todos los plásticos se reciclan. Identifica el tipo de plástico gracias a los números que vienen adentro de un triángulo. 
      • El #1. Tereftalato de Polietileno o PET es altamente reciclable cuando es cristalino (como las botellas de refresco y agua). Pero las charolas PETE prácticamente no son reciclables. Son imposibles de reciclar, aunque tenga el #1 si el color es sólido y no puedes ver a través del plástico.
      • El # 2. Polietileno de Alta Densidad o HDPE es altamente reciclable. Son algunas botellas de bebidas, productos de higiene personal, envases, artículos para el hogar, etc.
      • El #3. Ploricloruro de Vinilo o PVC prácticamente no se recicla. Se puede encontrar en tuberías, en tarjetas de crédito, desechables, etc.
      • El #4. Polietileno de Baja Densidad o LDPE es poco reciclable. Son las bolsas de plástico, playo o filme plástico, algunos desechables, juguetes.
      • El #5. Polipropileno o PP es altamente reciclable. Pueden ser envases de cosméticos, cremas, alimentos, juguetes, etc. La presentación como bolsas de frituras o BOPP prácticamente no es reciclable.
      • El #6. Poliestireno o PS prácticamente no es reciclable. Suele ser unicel, bolsas, desechables, envases, etc.
      • El #7. Otros. Este número sirve para decir que es una mezcla de resinas o al menos no es ninguna de las identificadas con los otros números. Por lo tanto, no es reciclable.

Para encontrar puntos de acopio de estos y otros materiales, puedes consultar el mapa de Ecolana para toda la República Mexicana. 

Éstos son algunos materiales que no se reciclan o es muy difícil encontrar quién lo haga en México:

  • Vidrio plano roto
  • Espejos
  • Cerámica
  • Papel aluminio
  • Papel encerado
  • Plásticos biodegradables (algunos dicen que son reciclables, pero no conozco quién los recicle)
  • Unicel 
  • Charolas de plástico (conocido como PETE)
  • Plástico exótico
  • Fomi
  • Silicón
  • Vajilla desechable de plástico 
  • Productos sanitarios desechables (pañales, toallas sanitarias, tampones, papel de baño, etc.)
  • Cintas adhesivas de plástico
  • Encendedores
  • Cepillos de dientes
  • Focos ahorradores
  • Tubos de pasta dental
  • Bolsas de plástico y burbujas 
  • Envolturas de frituras y botanas 
  • Plástico PVC como las tuberías y tarjetas de crédito
  • Colillas de cigarro 

Seguramente te preguntarás por qué se siguen fabricando estos materiales y productos si ni siquiera se pueden reciclar. Yo también me lo pregunto. Lo mejor es evitarlos.

Si reduces tu consumo todo será más fácil. Entre menos residuos queden, menos trabajo tendrás al separarlos. 

¿El reciclaje es la solución a la contaminación?

No, es una parte. Aunque el reciclaje es mucho mejor que continuar extrayendo materias vírgenes, debemos enfocarnos en las estrategias más regenerativas como rechazar, reducir y reutilizar. El reciclaje quita el valor agregado de los productos y tiene su huella ecológica, así que usemos esta estrategia cuando sea estrictamente necesaria en la transición hacia nuevas formas de producir y consumir con mayor conciencia.

Otras cosas que puedes hacer:

  • Pregúntale a la empresa del producto que compraste qué puedes hacer con su residuo.
  • Consume productos a granel en tus propias bolsas y contenedores.
  • Exige programas de gobierno con enfoque Cero Basura y Economía Circular.

Si bien el reciclaje nos ayuda a gestionar los residuos que ya existen y no se están valorando, siempre será más benéfico para el medio ambiente dejar de invadir el mercado con envases. 

*****

Paulina Madrigal  

Instagram: @pauzerowaste

Podcast: @ideasagranel

Consultora en Economía Circular: @procedes.mx  www.procedes.mx

Referencias
Top Relacionadas
:)