Este viernes, 17 de mayo, es el Día del Internet —también el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad Informada, pero a ese nombre le falta caché— y aunque le agradecemos los memes, las conexiones, las conversaciones, el conocimiento y los millones de argumentos que se arreglaron con un solo wikipediazo, es cierto que tiene muchas cosas qué mejorar. Por eso, intentamos aprovechar esta celebración para regresarle un poquito de todo lo que nos ha dado y hacerlo un lugar mejor: estos son 5 tips para comprobar POR TÍ MISMO las posibles fake news o noticias falsas que te encuentres por ahí.

Eso sí, están avisados: se necesita tiempo, curiosidad y una grandísima motivación de que te no te vean la cara de tarado.

Para poder comprobar fake news es completamente necesario dudar de todo lo que te digan —medios, políticos, figuras públicas y sobre todo, de páginas de Facebook que te dicen ‘lo que el PRIAN no quiere que veas’— y lo mejor del caso es que lo puedes hacer en la comodidad de tu casa. Con una compu y con herramientas gratuitas ya están más que armados. Ahora sí, arranquemos.

¿Y si esa foto no es de ahí ni de ahora?

Esa pasa seguido. Un ejemplo: un político comparte una foto de una marcha “en el momento” y presume en sus redes sociales que es la más grande caminata humana desde que el Homo Sapiens cruzó el estrecho de Bering y al final, resulta que la foto de la presunta marcha fue en Argentina hace 5 años. Esa mentirota la puedes comprobar con dos simples clicks.

Pones tu cursor sobre la fotografía dudosa, aprietas click derecho y seleccionas la opción “Buscar imagen en Google”.

5-tips-fake-news-mexico-por-ti-mismo-01

En otra pestaña se abrirá la búsqueda de Google con todas las veces que esa misma fotografía se ha subido a la red. Ahí, podrás notar si la fotografía fue alterada, usada en otro contexto o si el gigante tecnológico no tiene ningún registro de ella en sus servidores. ¡Adiós, fotos engañosas!

Achis, ¿esa nota es de hoy?

A veces, cuando hay un tema bravo en la agenda política, agentes desestabilizadores —ya sea sabotaje de la Mafia del Poder o ‘propagansistas’ de la 4T— reciclan información de otro momento para adecuarlo a la controversia actual. Por ejemplo: imagínate que, en plena ‘guerra contra el huachicol’, sale un video de un presunto cartel atacando a soldados con algún título sensacionalista… ¿qué pasa si ese video tiene 2 años y en realidad peleaban por otra razón?

Aquí puedes hacer dos cosas. La primera: toma una captura de pantalla del video y realiza la misma búsqueda de fotografías en Google que te contamos acá arriba. Chance te encuentras alguna ocasión donde imágenes de esa grabación hayan sido ocupadas en otro contexto. La segunda: busca la misma noticia con otra fecha.

  • Paso 1: Entra a Google y busca las palabras clave de ese video.
  • Paso 2: Dale click en Herramientas. 
  • Paso 3: Selecciona un intervalo de fecha personalizado.

5-tips-fake-news-mexico-por-ti-mismo-02

  • Paso 4: El apartado “Desde” déjalo vacío para que busquen en toda la historia guardada y en el apartado “Hasta” ponle 5 días atrás de la fecha actual. Así dejarás fuera todos los resultados “recientes”.

¡Listo! Tal vez encontraste que ese video sí es real, sí fue tomado en el estado de Guanajuato… pero sorpresa: fue grabado y publicado en los medios desde épocas de Enrique Peña Nieto. Oops… otra fake news. 

¿Y si ese video no lo tomaron donde dicen que lo tomaron?

Es probable que algún día encuentres un video sensacionalista sobre la violencia en —caso hipotético— el centro histórico de Tlaxcala. Y, siendo sinceros, no tienes ni la menor idea de cómo se ve el lugar pero tienes ganas de comentar sobre la grabación. Fácil: piérdele el miedo a Google Maps Google Earth. 

Observa con atención el video. ¿Hay algún Oxxo? ¿Una iglesia reconocible? ¿Un parque? Entra a Google Maps, busca una localización aproximada, agarra al clásico ‘muñequito amarillo’ de Google Street View y ponte a pasear hasta encontrar el lugar donde supuestamente fue grabado.

5-tips-fake-news-mexico-por-ti-mismo-03

¿Quieres verte más profesional? Observa de nuevo el video. ¿No hay muchos objetos reconocibles? Ubica las montañas, ubica los árboles o los caminos de terracería. En Google Earth y en Google Maps hay imágenes satelitales del planeta entero. ¿Está muy difícil? Checa esta imperdible investigación del equipo de BBC News en África utilizando estas herramientas para comprobar que —a pesar de las negativas del gobierno— un cruel video sí fue tomado en las bases militares de Camerún… está impresionante.

 Desconfía de las capturas de pantalla de Twitter

“Saca las capturas” es el nuevo “te agarramos con las manos en la masa”. En el mundo digital, un tuit puede marcar la diferencia entre la credibilidad periodística, la congruencia de los políticos y hasta la confianza en el gobierno. El problema es que las capturas de pantalla son fácilmente modificables para crear fake news.

Con tres clicks puedes modificar un tuit existente y crear una captura de pantalla falsa que modifique todo el mensaje original. La publicas en otra red social —o la misma— y ¡PUM! Llueven las desacreditaciones a la persona embarrada.

5-tips-fake-news-mexico-por-ti-mismo-04

¿Quieres encontrar el tuit verdadero? Métete en el Timeline de la persona afectada, utiliza las herramientas de Twitter para encontrar la fecha precisa o —si utilizas comillas al realizar la búsqueda— puedes encontrar las palabras textuales y comprobar la verdad de la controvertida publicación.

Si te quieren ‘marear’ con números, métete a las fuentes originales

¡Los muertos bajaron! ¡El desempleo desapareció! ¡La inflación está de la patada! ¡Nuestra economía está requetebien! ¡Esta administración nos va a llevar al desastre! Y así hasta el infinito. A opositores y propagandistas les encanta presentar números que aparentar ser completamente ciertos y al final son solo una pequeña interpretación de lo que está realmente sucediendo.

Regla #1: que alguien lo diga no lo hace verdad. Regla #2: pregúntate de dónde lo sustentan.

Si lo viste en un comunicado del Presidente, en una imagen en Facebook, en un medio de comunicación o te la mandó tu tía por WhatsApp, no importa. Esfuérzate en pedirles información sobre dónde sacan sus números. En ese momento que empieza la hora de ponerse a googlear hasta encontrar la fuente original.

Muchas veces habrá links: no dudes en seguirlos y pasearte por horas buscando los datos reales y lo que significan. No querrás compartir una fake news más.