Ayer sábado 6 de abril Vicente Fox nos alarmó a todos cuando, a través de su cuenta de Twitter, denunció que un comando armado intentó ingresar a su casa en Guanajuato, algo por lo que responsabilizó directamente al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien al final instruyó al general Luis Cresencio Sandoval González, secretario de Defensa, crear una guardia de seguridad que proteja al ex presidente Fox y su familia, así como a Felipe Calderón.

Total que muchos tomaron la queja de Fox como uno más de sus episodios de demencia senil, algo que al parecer ha sido confirmado por el diario Reforma, quien ha dado a conocer que el supuesto comando armado que intentó entrar a la casa de expresidente, en realidad se trataba de un par de escoltas que se dirigían a una boda para proteger a los novios y que por lo visto se equivocaron de dirección. JAJAJAJAAJAJA.

Foto: Especial

El diario dijo que consultó a personal de vigilancia del Centro Fox, quienes contaron que en un retén instalado en el acceso privado del rancho de Vicente Fox, se acercó una camioneta con dos personas a bordo, mismas que se encontraban armadas y que buscaban a una pareja de novios que supuestamente se casarían en el Centro Fox.

La seguridad del rancho de Fox les preguntó la razón de su visita, a  lo que los escoltas respondieron que trabajaban para proteger a los próximos recién casados. Asimismo, el personal de vigilancia les dijo que no se realizaría ninguna boda en el Centro Fox, y luego de insistir que sí, la pareja de escoltas se fue del rancho del exmandatario.

Los vigilante del Centro Fox se quedaron con la espinita de que algo no andaba bien y le informaron a sus superiores y a la Policía Municipal de lo que había sucedido, por lo que los uniformados intentaron ubicar a la pareja de escoltas para que aclararan la situación, aunque éstos ya habían dejado la localidad. Sin embargo, más tarde  se confirmó que unos novios se hospedaron en un hotel boutique en San Cristóbal, que está a un lado del rancho de Fox y en donde el expresidente tiene un restaurante. 

Ahora, ya hablando en serio, muchos mexicanos se encuentran indignados por el berrinche imaginario de Vicente Fox  y la medida que tomó AMLO ante ello, ya que afirman que si Fox quiere seguridad, puede costearla por sus propios medios, o de lo contrario debe de vivir como cualquier mexicano: sin nadie que lo proteja e intentando sobrevivir día a día.

Hasta el momento Vicente Fox no ha declarado nada al respecto, aunque ahora sí se voló la barda. Ojalá Martita ya lo siente pronto antes de que exagere una situación más.

Foto: Especial