Falsos aseguradores que cobran la póliza o de plano se roban los carros de las víctimas. Esto sucede en CDMX y se han registrado 81 casos desde 2019 y en lo que va de 2020. Se trata de una serie de fraudes orquestados mediante la venta de seguros de vida o automóviles.

Este modus operandi es reciente, pues los extorsionadores utilizan las redes sociales para sacar información de sus posibles víctimas y después contactar con ellas, haciéndose pasar por agentes de bancos o aseguradoras para poder cobrar la póliza de un seguro, de acuerdo con el Consejo Ciudadano CDMX y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) —que aprovecharon para lanzar la alerta sobre este tipo de fraudes.

fraudes-seguros-cdmx-autos-polizas

Foto: Cuartoscuro.

“Inteligencia criminal”

De acuerdo con Salvador Guerrero Chiprés, consejero presidente del Consejo Ciudadano CDMX, los extorsionadores se presentan como si fueran agentes de seguros o agentes bancarios. El gancho que estos sujetos usan es la póliza del seguro. ¿Cómo? Mediante el supuesto mensaje de un banco o de la aseguradora y con la frase “es necesario que pagues tu seguro”, los extorsionadores se aprovechan de los clientes y piden que estos depositen dinero en “tiendas de conveniencia”.

En los últimos 13 meses el Consejo Ciudadano ha registrado 81 casos en los cuales las víctimas reciben las llamadas de los supuestos aseguradores —quienes piden el pago de la póliza de automóviles, seguro de vida o patrimonial.

fraudes-seguros-autos-denuncias-cdmx

Foto: Cuartoscuro.

Pero eso no es todo, hay que estar abusados porque además de las llamadas telefónicas, los supuestos aseguradores aparecen en el momento de un accidente.

“Hay siniestros en los que te chocan y alguien llama a un falso ajustador que se roba el coche. Es decir, vas manejando, el típico alcance por atrás, se arma un ‘follón’, llega un ajustador y a la hora que te preguntas dónde quedó mi choche, pues resulta que ya no está, explicó en conferencia Manuel Escobedo, presidente de la AMIS.

En resumen, los extorsionadores están al pendiente de cualquier detalle e incidente para robar los vehículos. Y además de sortear los accidentes, las víctimas también deben hacer frente a cualquier estafa de los presuntos ajustadores. Aunque este modus operandi es reciente, se ha vuelto de lo más común, según explicó Manuel Escobedo.

Así que ojo con cualquier intento de extorsión. Si tienes dudas sobre el tema o necesitas hacer una denuncia, puedes llamar a la línea de Seguridad o al Chat de Confianza del Consejo Ciudadano CDMX: 55 5533-5533.