Foto: Presidencia.

¿De qué va la Guía Ética para la Transformación de México?

Un poco al estilo de la Cartilla Mora, AMLO presentó la Guía Ética para la Transformación de México y de esto va.

Un poco como la Cartilla Moral, AMLO y su equipo presentaron en la mañanera de este 26 de noviembre la Guía Ética para la Transformación de México, que tiene como objetivo ayudar a la ciudadanía a retomar o recordar los principios básicos que la lleven a algo así como el bienestar del alma, no sólo material —y de paso, reconstruir el tejido social.

De acuerdo con AMLO, esta guía se creó sobre el principio de que nuestro país debe recuperar los valores que se perdieron durante varios años y que hoy más que nunca tienen que regresar.

guia-etica-para-la-transformacion-de-mexico

Foto: Presidencia.

Así lo explicó el presidente:

“Como ustedes saben, desde hace mucho tiempo nosotros hemos venido sosteniendo que la crisis de México no sólo es una crisis económica, inclusive no sólo una crisis de bienestar material, sino también una crisis por pérdida de valores culturales, morales, espirituales, se presentó en los últimos tiempos todo un proceso de degradación de la vida pública, una decadencia. Y para enfrentar esta degradación, esta decadencia, no basta con acciones que mejoren las condiciones materiales, también es importante fortalecer los valores, procurar el bienestar material y el bienestar del alma“.

Para recuperar este bienestar, AMLO recordó la impresión de la Cartilla Moral de Alfonso Reyes en su primer año de gobierno.

amlo-guia-etica-transformacion-presentacion

Foto: Presidencia.

Sin embargo, como eso no basta y para tener una guía sobre cómo conseguir este bienestar el equipo integrado por Pedro Miguel, Enrique Galván Ochoa, Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia, José Agustín Ortiz, Margarita Valdés y Verónica Velasco le entraron a la redacción y en 20 puntos desarrollaron los principios vitales para la “transformación de México”.

Guía Ética para la Transformación de México

1. Respeto a la diferencia. Es decir, respetar todos los puntos de vista e identidades sexuales, ideológicas, sociales, políticas y culturales.

2. De la vida. Hay que tener siempre en cuenta que no hay nada más valioso que la vida, la libertad y seguridad.

3. De la dignidad. Nadie puede humillar a nadie.

4. De la libertad. “Nadie puede estar en paz sin libertad”.

5. Del amor. Que es la esencia del humanismo.

6. Del sufrimiento y el placer.  Algo así como que hay que disfrutar la alegría y felicidad de los demás.

7. Del pasado y del futuro. ” Quien no sabe de dónde viene difícilmente sabe a dónde va”.

8. De la gratitud. Verla como la mayor virtud de una persona.

9. Del perdón. Hay que saber que el perdón libera a quienes lo otorgan, también a quienes lo reciben.

10. De la redención. No hay que enfrentar el mal con el mal.

11. De la igualdad. No debe imperar la desigualdad.

12. De la verdad, la palabra y la confianza. “No mentir, no robar, no traicionar”.

13. De la fraternidad. Ante todo hay que ser fraternos y fraternas.

14. De las leyes y la justicia. “Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

15. De la autoridad y el poder. El poder debe estar siempre al servicio de los demás.

16. Del trabajo. Hay que disfrutar la chamba.

17. De la riqueza y la economía. “No es más rico el que tiene más, sino el que es más generoso”.

18. De los acuerdos. Hay que cumplir siempre con los compromisos.

19. De la familia. No hay que olvidar que la familia es la principal institución de seguridad social en nuestro país.

20. De los animales, las plantas y las cosas. Básicamente, cuidar el medio ambiente.

El plan es imprimir “una cantidad considerable” para que la Guía Ética para la Transformación de México se distribuya a más de ocho millones de adultos mayores que reciben apoyos del gobierno y la idea es que su lectura sea voluntaria —y que se transmita en las familias.

Por cierto, esta guía se convirtió en tendencia en redes y si bien hubo usuarios que aplaudieron esta iniciativa, otros cuestionaron al gobierno de AMLO por no usar o fortalecer instrumentos como la educación y salud pública —así como otras instituciones— para tejer una red que ponga en práctica estos principios, mediante la difusión del respeto a la diversidad o la cero tolerancia hacia los distintos tipos de violencia, como la violencia de género.

Top Relacionadas