Desde hace días varios medios lo señalaban, pero la acción de las autoridades no se concretaba. Hasta ayer por la noche: una persona involucrada en el homicidio de Leo Avendaño ya fue detenida… y, como se indicó, era una persona demasiado cercana al estudiante de la Universidad Intercontinental.

De acuerdo con los primeros reportes, el detenido es Francisco Javier “N”, rector de la parroquia Cristo Salvador, ubicada en Tlalpan. El sacerdote era cercano a Leo Avendaño, tanto que se trata de la persona que encabezó la misa en honor del joven, un día después de que fue encontrado sin vida al interior de una camioneta.

Leonardo Avendaño

Foto: Especial

Según reporta Proceso, luego de su detención, Francisco Javier “N” fue conducido ante el Ministerio Público para tomar su declaración, para luego llevarlo al reclusorio, donde el juez correspondiente decidirá su situación jurídica.

Hasta el momento se desconocen detalles de la detención del sacerdote o si éste es el autor material del homicidio de Leo Avendaño. De lo que se tiene conocimiento es que el diácono estuvo involucrado en los actos que concluyeron con la vida del estudiante de la Universidad Intercontinental.

Será hoy, alrededor de las 10:00 am, cuando la titular de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX (PGJ-CDMX), Ernestina Godoy, ofrezca una conferencia de prensa para dar más informaciones de estos hechos. Ayer por la mañana, Godoy adelantó que se preparan más órdenes de aprehensión contra más involucrados en el caso Leo Avendaño.

Sobre la detención de Francisco Javier “N”, la Arquidiócesis Primada de México señaló en un comunicado que confía en el trabajo de las autoridades y, por ello, se espera que la investigación en torno al sacerdote sea eficaz y rigurosa, pero sobre todo “apegada estrictamente a derecho y respetuosa de las garantías y derechos humanos de las víctimas, sus familias y de quienes eventualmente sean imputados de alguna presunta responsabilidad”.

Hace unos días trascendió que el sacerdote de la parroquia Cristo Salvador estaba en la mira de la PGJ, al punto que las autoridades solicitaron que le fuera emitida una alerta migratoria, para así evitar su salida del país. El involucramiento del sacerdote en el homicidio de Leo Avendaño se habría dado luego de analizar diversos videos de seguridad.