Así es, los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informaron que luego de una serie de análisis se determinó que fue un corto circuito lo que provocó el incendio en varias bodegas de la Central de Abasto el pasado 7 de abril.

Según El Universal, mediante un comunicado, la Procuraduría indicó que fue una fuente de calor de origen eléctrico que hizo contacto material combustible, como esponjas, cartón, pintura y papel para envolver, lo que causó el incendio. El lugar fue el sitio identificado como “foco 2 de la conflagración”(suponemos que el comunicado traía un diagrama, porque no tenemos idea de cuál es el foco 2).

El incendio afectó cuatro naves de la Central en el Andén 4 de Flores y Hortalizas por lo que más de 100 locatarios tuvieron que ser reubicados.

Suponemos que el gobierno del Distrito Federal ya está tomando medidas para que en la Central no vuelva a ocurrir un incendio de esta naturaleza (ya saben, protocolos como que las cosas inflamables no estén cerca de los cables de la luz… y que haya inspectores que vean que se siguen dichos protocolos).

@plumasatomicas