Foto: Cuartoscuro

La recuperación para las mujeres trabajadoras por el COVID-19 es más lenta: IMCO

Sabemos que en México existe una brecha de desigualdad laboral entre las mujeres y los hombres, misma que se acentúa todavía más ahora que atravesamos la pandemia de COVID-19.

Un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) demuestra que los efectos económicos potenciales ocasionaros por el coronavirus son mayores en las mujeres trabajadoras. Para esto se consideró que las mujeres dedican el 64% de sus horas a la semana al hogar, mientras que los hombres solo el 24%.

Esta situación se complica aún más debido a que el regreso a clases no ocurrió de manera presencial sino a distancia.

mujeres-trabajadora-covid-19

Foto: Cuartoscuro

¿Por qué afecta más a las mujeres?

Para empezar el IMCO encontró que las mujeres están regresando al mercado laboral más rápido que las mujeres, y las que lo hacen ocurren en condiciones desventajosas y sin seguridad social. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2020, de abril a julio de este año las trabajadoras propias aumentaron del 14 al 23%, además de que las trabajadoras no remuneradas se duplicaron.

Esto significa que más mujeres tuvieron que buscar un trabajo propio y las trabajadoras que no reciben un sueldo debido a la pandemia aumentaron.

Luego, en segundo lugar, resulta que de acuerdo con el INEGI, el 53% de las trabajadoras mujeres se ocupan en los sectores más afectados como hoteles, restaurantes, servicios educativos y de salud. esto significa que la recuperación será más lenta.

El porcentaje de hombres que trabajan en alguna actividad de servicio es del 36%.

Finalmente hay muy pocas mujeres en el área de liderazgo, tanto en el ámbito público como en el privado. Es importante proteger al talento femenino ya que si en México la tasa de participación económica de las mujeres fuera la misma que de los hombres, se podrían generar hasta 810 mil millones de dólares más en 2025, es decir el 70% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

mujeres-imco-covid-19

Foto: IMCO

¿Cuáles son las propuestas para evitar esto?

Para empezar que se fortalezcan las estadísticas para medir las brechas de género, así como la ampliación del sistema de cuidados infantiles que beneficie también a las trabajadoras informales.

Además, incentivar que los corporativos integren políticas que permitan empatar la vida con el trabajo de la mejor manera, además de incentivos en general para que las mujeres de secundaria y preparatoria continúen estudiando. Finalmente diseñar programas sociales en los que las mujeres trabajadoras de grupos vulnerables sean prioridad.