Hasta que el gobierno federal apruebe la extensión presupuestal que solicitó, el INE planea no pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR)… esto como parte del plan maestro que tienen para enfrentar el recorte de 950 millones de pesos que se les aplicó y, con ello, garantizar la realización de las cinco elecciones locales de este año.

Admitiendo que no es la medida más recomendable, el consejero del INE, Ciro Murayama, señaló que la medida les dará chance de obtener recursos para organizar las elecciones locales de Baja California, Durango, Tamaulipas, Quintana Roo y Aguascalientes.

 

Y bueno, si las autoridades desean que el árbitro electoral cumpla con sus obligaciones fiscales como cualquier mortal, pues entonces tendrá que aflojar la ampliación al presupuesto que solicitó. Cosita de nada: nomás 613 millones de pesos, con los cuales – ahora sí – garantizarían la consolidación de los procesos democráticos del país.

Aunque el asunto todavía no se concreta y falta ver qué dice el gobierno federal al respecto (ya sea las sanciones a las que se haría merecedor el INE por no pagar a Hacienda… o bien, que sí les dará más varo para que cumplan sus obligaciones), la nada genial idea cuenta con el apoyo del PRI, PAN y Movimiento Ciudadano.

Al respecto, el también consejero del INE, Marco Antonio Baños, señaló que el recorte presupuestal que les aplicó la Cuarta Transformación tendrá un impacto en la estructura del organismo… pero no sientan calambres, ni (si trabajan ahí) crean que se van a quedar sin chamba. No: tendrá repercusión en la tecnología de los soportes (así que luego no se quejen de que se cayó el sistema) y en los módulos de atención a la ciudadanía…

Lorenzo Córdova

Uhhh, pues si hace poco hasta el consejero presidente del INE dijo que no iba a haber broncas… y hasta ofreció los recursos del organismo para ayudar al gobierno a retomar el proyecto de la Cédula de Identificación. ¿Ahora ya no?

Bueno… pues a ver qué pasa. De ello nos enteraremos el 23 de enero, día en que la propuesta anti ISR será discutida y, si es el caso, aprobada en la sesión de Consejo General del INE. Todo indica que así será, ya que la mayoría de los consejeros electorales apoya la moción con toda violencia.