Dicen que las cosas buenas no se cuentan, pero cuentan mucho. La inflación alcanzó una cifra récord durante la primera quincena de diciembre. De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor, la inflación subió 0.44%, con lo que la variación anual llegó a 6.69%, ubicándose así en el nivel más alto de los últimos 16 años en dicho periodo. Con el dato anterior, la inflación anual hiló cinco quincenas con tendencia ascendente, convirtiéndose en la tasa anual más alta desde mayo de 2001.

Dicha alza se debió, de acuerdo con un reporte realizado por Banorte-IXE, al incremento en los precios de bienes y servicios como la gasolina de bajo octanaje (0.44%), el gas doméstico LP(0.83%), el jitomate (19.56%), los servicios turísticos en paquete (12.40%), los automóviles (0.39%), el huevo (13.20%), la calabacita (13.20%), los restaurantes y similares(0.33%) y transporte aéreo (41.12%).

Por otro lado, los productos que presentaron variaciones a la baja durante los primeros 15 días diciembre fueron la cebolla con (-14.24%), productos para el cabello (-1.24%), tomate verde (-5.10%), aguacate (-3.89%), suavizantes y limpiadores (-0.98%), limón (-4.71%), lociones y perfumes (-0.83%), pollo (-0.27), la papa y otros tubérculos (-2.99%) y  chile serrano (-7.83%).

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que el índice de precios de la canasta básica registró un incremento quincenal de 0.35%, así como una tasa anual de 9.52%. En la misma quincena de 2016, comunicó el instituto, las variaciones fueron de 0.27% y de 2.77%.