Santiago Nieto, el titular se la Unidad de Inteligencia —no se rían— Financiera (UIF) anunció este viernes una noticia que le amargó los pastes a toda la comunidad de Pachuca: la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo está siendo investigada por lavado de dinero y les congelaron una cuenta bancaria que tenía la friolera 

de 156 millones de dólares.

Según las autoridades, esta universidad tenía “movimientos financieros inusuales”… sí, supuestamente, una universidad pública instalada en Pachuca andaba moviendo lana en más de 22 países. El la gota que sí derramó el vaso en las oficinas de Santiago Nieto y sus Liga de la Justicia de puros contadores  fue un depósito de más de 150 millones de dólares proveniente de Suiza. Bien normal.


El rector de la Universidad Estatal de Hidalgo dijo que las acusaciones fueron “desafortunadas” y que tomarán las medidas legales necesarias. Mientras, le echó flores a su institución diciendo que “la transparencia y la rendición de cuentas” los caracterizan. En pocas palabras, negó todo.

rector-universidad-hidalgo-lavado-dinero-version

Foto: @UAEH_OFICIAL

 

La Unidad de Inteligencia Financiera no dio muchos más detalles de la investigación para que “se mantenga el sigilo”.

*Foto destacada: Wikimedia