En redes sociales, el nombre de Isabel Miranda de Wallace se convirtió en tendencia —después de que el domingo pasado Felipe Calderón escribiera un tuit en defensa de la activista y en contra de un reportaje publicado en Proceso, sobre el supuesto caso armado de la desaparición del hijo de Wallace. Finalmente, esta mañana la presidenta de Alto Al Secuestro declaró que demandará a “quien resulte responsable” por la publicación del reportaje.

¿Y qué pasó?, ¿de qué va la investigación? El periodista Ricardo Raphael presentó información sobre las posibles omisiones de las autoridades en el desarrollo del caso. Todo esto a partir del acta de nacimiento de Hugo Alberto Wallace -Hugo Alberto Miranda Torres-, quien supuestamente fue secuestrado y asesinado en 2005.

Fabricación de pruebas

De acuerdo con los datos del periodista, el caso fue armado con pruebas dudosas: se supone que en el departamento de una de las acusadas, Juana Hilda González Lomelí, las autoridades hallaron sangre y determinaron —mediante pruebas de ADN— que esta estaba ligada a Enrique Wallace, segundo esposo de la activista. Sin embargo, Enrique Wallace no es el padre biológico de Hugo Alberto, entonces la pregunta del reportaje “Un acta de nacimiento de 1970 revela otra mentira de Isabel Miranda”, señala cómo fue posible mantener el caso con la hipótesis de que un grupo de secuestradores terminó con la vida de Hugo Alberto, si una de las pruebas —el ADN— se refuta de esta manera.

Foto: Cuartoscuro.

La publicación del texto de Ricardo Raphael generó los cuestionamientos del expresidente de México, Felipe Calderón, —quien apoyó a Isabel Miranda de Wallace en el proceso jurídico y le entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2010—, debido a que la investigación sólo reveló “asuntos irrelevantes”:

“Mi solidaridad con Isabel Miranda de Wallace. Veo saña contra ella. “Periodismo” relatando temas y asuntos irrelevantes (“la hija del arriero”, el “matrimonio secreto con el primo) frente a la tragedia de un hijo secuestrado y asesinado. Qué mezquindad, pobre México”.

 

El periodista responde

Tras la crítica de Felipe Calderón, el periodista insistió en el cuestionamiento sobre las pruebas del caso: “Si Hugo Alberto no es hijo del señor Wallace entonces la prueba de ADN es falsa y sembrada. El caso se tambalea y también su reputación por haber usado a Isabel para su demagogia punitva”.
Y señaló en que aún no existe evidencia del secuestro o asesinato de Hugo Alberto.

 

Isabel Miranda de Wallace

Ya en los reflectores de los medios de comunicación, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, la activista declaró que demandará por daño morala quien resulte responsable” por la publicación del reportaje en Proceso.

Además, en un comunicado, Isabel Miranda de Wallace aclaró que no se va a distraer en “desmentir” las calumnias de “los defensores de los secuestradores” de su hijo y reforzó su exigencia para que los delincuentes sean castigados.

Sólo para contextualizar, este caso lleva más de 10 años. Isabel Miranda de Wallace comenzó como activista y fundadora de Alto Al Secuestro tras la desaparición de su hijo Hugo Alberto. El caso fue abordado como secuestro y homicidio, sin embargo, con el paso del tiempo Wallace y las autoridades —en aquel momento gestionaba Felipe Calderón— fueron cuestionados por las inconsistencias de la investigación.

De acuerdo con algunos reportajes de Proceso y Los Angeles Press, hay indicios de que las pruebas fueron fabricadas y el caso se trataba de una historia armada por las autoridades. Llegamos a 2019 y el tema continúa causando controversia, entre la necesidad de conocer la verdad y los avances de la investigación —mientras que cuatro personas han sido condenadas, aunque ellas argumentan su inocencia y Miranda de Wallace insiste en su versión del secuestro de Hugo Alberto.

**Foto de portada: Cuartoscuro.