¿Cuántas van? Este miércoles, el juez Décimo Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México otorgó una suspensión provisional a la orden de aprehensión que existe en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Recordemos que este amparo fue solicitado por el abogado de Lozoya, Javier Coello, la misma tarde en que la Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo órdenes de aprehensión en contra de él y su familia.

Pero ¿por qué se giró esa orden en primer lugar?

Recordemos que en las investigaciones en contra de Lozoya, la Fiscalía encontró que en 2013, la esposa Marielle Helene Eckes compró una humilde casa en Ixtapa, misma que está valuada en nada menos que 1.9 millones de dólares.

Presuntamente esta cantidad provino de un soborno de Odebrecht para que Pemex diera el sí a la compra de Agronitrogenados de Altos Hornos de México, planta que era prácticamente chatarra.

Al presentar el amparo, el abogado Coello explicó que no se presentaba este recurso para su familia (esposa, hermana y madre) por cuestiones de “estrategia”, por lo que al momento estas órdenes de aprehensión deben seguir vigentes.

Ya de paso, afirmó que se trata de una “persecución política” en contra de su cliente. Acá les dejamos la humilde casita para que le echen un ojo…