Habrá juicio político contra Donald Trump: ¿Qué sigue y quién podría quedarse en su lugar?

En la historia de los Estados Unidos, únicamente dos presidentes han sido sometidos a un juicio político con proceso de destitución o impeachment: Andrew Johnson en 1868  y Bill Clinton en 1998.

Ahora ha llegado el turno a Donald Trump, quien habrá de ser sometido a un juicio político en el Senado de los Estados Unidos durante las próximas semanas, pero ¿de qué se le acusa, cual es el proceso del bendito impeachment y cuál sería el futuro del presidente de los Estados Unidos?

A continuación compartimos algunos puntos clave para entender el proceso y su contexto histórico para el orden mundial.

¿Qué es un impeachment?

Según la constitución de los Estados Unidos, se establece que un presidente puede ser destituido de su cargo si es acusado en juicio político y condenado por el congreso por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves.

¿De qué se acusa a Donald Trump?

Si bien los intentos por destituir a Donald Trump por diversas actividades sospechosas datan del 2017, no fue sino hasta el pasado mes de octubre cuando el llamado ‘Impeachment’ o proceso de destitución contra Donald Trump se inicia formalmente con la denuncia de un informante anónimo ante el Congreso de los Estados Unidos en donde acusa que Trump, junto a otros altos funcionarios de su gobierno, habrían presionado al Presidente y otros líderes de Ucrania para que investigaran al exvicepresidente y precandidato presidencial demócrata Joe Biden a cambio de liberar apoyos económicos para el país europeo.

acusan-acusaciones-porque-por-que-donald-trump-juicio-politico-ucrania

Foto: Getty Images

Esto constituye un presunto delito por abuso de poder al utilizar la presidencia para beneficio político personal en detrimento de la seguridad nacional. Ucrania estaba utilizando el dinero aprobado para afrontar su conflicto con Rusia.

Al negar las acusaciones y rehusarse a colaborar en la aclaración del caso ordenando a funcionarios de su gobierno a no coadyuvar en las investigaciones, Trump fue acusado automáticamente de obstruir la labor del Congreso para el impeachment, al negarse a cooperar para esclarecer las acusaciones.

¿Cuándo será el juicio?

El proceso de Impeachment se compone por dos etapas. La primera, es la que concluyó esta noche en la Cámara Baja del Congreso, con la confirmación del juicio político contra Donald Trump.

La segunda fase, del juicio político se llevará a cabo en el Senado de los Estados Unidos durante el mes de enero.

Por ahora, los líderes republicanos y demócratas deberán acordar las reglas para el juicio que será encabezado por el presidente de la Suprema Corte, el magistrado John Roberts.

La constitución estadounidense contempla que durante el proceso de Impeachment o Juicio Político, los senadores deberán actuar como jurado, mientras que un grupo de ala cámara de representantes asumirá el papel de los acusadores.

Al final, el futuro de Trump se decidirá con una votación abierta en la Cámara de Senadores, en donde se necesitará la mayoría de dos terceras partes o el el 67% de los votos de los senadores para que Donald Trump sea destituido.

¿Qué pasa si es destituido Donald Trump?

Hay que decir que los dos presidentes estadounidenses que han sido sometidos a juicio político, (Bill Clinton y Andrew Johnson) salieron bien librados en su momento, por lo que la destitución de Trump podría ser histórica.

Mike Pence afirma que la caravana migrante fue financiada por Venezuela

Mike Pence podría asumir la presidencia de los Estados Unidos / Foto: Getty Images

Aún así, hay que decir que la bancada republicana buscará defenderlo con capa y espada, pero si el Senado de los Estados Unidos decide destituir a Donald Trump, las personas que lo reemplazarían en el orden presidencial serían: el vicepresidente Mike Pence; luego la presidente de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi; y posteriormente el presidente del Senado, actualmente Chuck Grassley.

De hecho uno de los puntos que habían detenido a los demócratas en el pasado, era precisamente la idea de que Mike Pence pudiera asumir el poder, pues Pence tiene fama de ser aún más conservador que el propio Donald Trump.