Foto: Cuartoscuro.

Exigen justicia por los dos niños indígenas desaparecidos y asesinados en CDMX

“Exigimos al Estado mexicano abandonar los discursos vacíos y comprometerse a articular un proyecto prioritario para proteger el derecho a la vida y el desarrollo de la infancia“. Esta es una parte de la postura que asumió la Redim (Red por los derechos de la Infancia en México) tras la desaparición y el asesinato de dos niños indígenas en el Centro Histórico de CDMX.

Tal vez ya escucharon de este caso, pues lleva un par de días resonando en los medios: la madrugada del 1º de noviembre, en República de Chile —Centro Histórico, alcaldía Cuauhtémoc— dos agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) CDMX detuvieron a un sujeto que llevaba en un diablito unas cajas que contenían cuerpos desmembrados.

Más tarde, la Fiscalía General de Justicia CDMX dio a conocer que los cuerpos correspondían a dos menores, de 12 y 14 años de edad, sobre quienes había ya una alerta Amber por su desaparición el pasado 27 de octubre.

Se trataba de dos indígenas mazahuas del Estado de México que vivían en CDMX y solían acompañar a sus papás —comerciantes ambulantes— durante el trabajo.

fiscalia-cdmx-menores-edad-desaparecidos

Foto: @FiscaliaCDMX.

Para que el caso de los niños indígenas no quede impune y las autoridades realmente trabajen para erradicar la violencia infantil; la Redim puso los siguientes puntos en la mesa y exigió justicia.

Justicia por los dos niños indígenas

“La brutalidad del acto nos muestra y confirma la presencia del crimen organizado en la Ciudad de México y las prácticas de terror que usan como forma de control territorial. Las pruebas forenses arrojaron que los dos niños fueron torturados y mutilados presuntamente como venganza de un grupo delictivo”, expuso la Redim.

Para la Red, a partir de este caso las autoridades capitalinas deben reforzar el sigilo en sus investigaciones, para evitar la revictimación. ¿Por qué?

menores-edad-desaparecidos-indigenas-cdmx

“marcha contra el gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo organizada por la Asociación Cívica Morelense. Protestan por el clima de inseguridad que prevalece en la entidad (2019)”. Foto: Cuartoscuro.

Una vez que se supo  la tortura que sufrieron, surgieron comentarios que desestimaron la violencia e incluso señalaron a los niños indígenas.

Así que para la Red, además de cuidar las filtraciones en el caso, deben ir más allá e investigar la operación de la delincuencia organizada en pleno centro de CDMX, así como el mecanismo de reclutamiento forzado u otros abusos contra niños, niñas y adolescentes.

En México han desaparecido 7 niños por día en lo que va del 2020

Las recomendaciones

El trabajo no sólo se debe quedar en el terreno estatal y local. La Redim llamó al gobierno de AMLO y los estatales a que de verdad se comprometan a erradicar la violencia en contra de este sector de la sociedad, pues de acuerdo con datos oficiales, de cada cien carpetas de investigación —donde niñas, niños y adolescentes son víctimas— sólo tres alcanzan algún tipo de proceso o sentencia.

“Les urgimos a construir alternativas basadas en la comunidad, el fortalecimiento de las instituciones de infancia, la participación(..) y especialmente importante avanzar en la construcción de paz en los territorios más conflictivos; será necesario hacerse acompañar de expertos internacionales y sociedad civil; para ayudar a definir los tramos de responsabilidad institucionales a nivel federal, estatal y municipal en la prevención y atención de las violencias contra la niñez”, fueron las recomendaciones.

Y también para la sociedad y periodistas hubo consejos. ¿Cuáles son? Que eviten la distribución de fotos y material que revictimicen y atenten contra la dignidad de los niños, las niñas y adolescentes e indígenas.