De acuerdo con sus seres queridos, Leonardo Avendaño era “un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante”. El pasado 11 de junio fue privado de su libertad. Este jueves —dos días después— familiares, amigos, compañeros y redes sociales reclaman a las autoridades por el asesinato de otro joven en la Ciudad de México con el hashtag #JusticiaParaLeo.

“No encuentro las palabras para expresar el dolor que mi familia está pasando en estos momentos”, empieza una publicación en Facebook de Daniela Durán, prima del joven al que la violencia mexicana le quitó la vida.

Esa publicación, que ha sido retomada por las redes sociales mexicanas, se explica que el cuerpo de Leonardo Avendaño fue encontrado sin vida dentro de una camioneta. De acuerdo a los familiares, lo encontraron con signos de tortura y asfixia. “Se los comparto con inmenso dolor, con la esperanza de que autoridades hagan su trabajo”, cuenta Paulina Chávez, analista política que también era familiar del joven.

“No solo se es víctima una vez”

La publicación que se ha vuelto viral en el contexto de la creciente inseguridad en la Ciudad de México incluye un preocupante testimonio sobre el actuar de las autoridades capitalinas.

“Por si fuera poco, la burocracia hace de las suyas, llevamos horas y horas de trámites y malos tratos”, escribe. “Lo único que pedimos es que las autoridades hagan su trabajo y hagan la debida investigación, que encuentren a los culpables, que no sea un número más, que nos dejen cremarlo como era su voluntad, que se haga #JusticiaParaLeo”.

De acuerdo con los testimonios, Leonardo Avendaño estaba recién graduado de la maestría en la Universidad Intercontinental (UIC) y era “un hombre devoto que quería dedicar su vida a a Dios”.