Y en el capítulo de hoy de la telenovela venezolana: si la calculadora no falla, ya pasaron las 72 horas del ultimátum que Maduro dio a los funcionarios estadounidenses para salir de Venezuela… y nada pasó. A ver qué ocurre ahora que países de la Unión Europea (UE) le aplican la misma al doble de Javier Alatorre, exigiéndole elecciones libres en un plazo de 8 días… Mientras tanto, el autoproclamado presidente Guaidó se quedó esperando el apoyo del Ejército y como nunca llegó, quiere ver si con la presión del respetable afloja (convocó a manifestaciones, pues).

Para regocijo de los que se la pasaron el fin de semana ofreciendo disculpas en redes a supuestos venezolanos, el gobierno de España, Francia y Alemania, le pusieron un ultimátum al gobierno de Nicolás Maduro para que, en un plazo de nomás ocho días, convoque a elecciones libres en Venezuela. ¿Y si no, qué? Ahhh, pues la venganza será terrible, y acabarán yéndose pa’l llamado “lado correcto de la Historia” (ahí juntito de Donald Trump y Bolsonaro), reconociendo al líder opositor, cabeza de la Asamblea General y autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, como mandatario de la República Bolivariana.

 

Pero, al parecer, el gobierno del chavista nomás no aflojará. Pese a lo muy apantallador que para muchos resultó ver que Merkel y compañía también acabarán reconociendo a Guaidó como presidente de Venezuela… pues para el gobierno de Maduro también, aunque no de la manera esperada. Ante el pleno de la ONU, el canciller de Venezuela no dejó de mostrar su extrañeza al ver que hasta países europeos resultaron comparsas de Trump. Eso lo podía esperar de Brasil, Argentina y Colombia, “países satélites” de Estados Unidos… “¿pero Europa? ¿Ponerse a la cola de Estados Unidos? No tanto de los Estados Unidos, ¿Del gobierno de Donald Trump? ¿Europa? ¿Dándonos ocho días de qué? ¿De dónde sacan ustedes que tienen potestad alguna para un pueblo soberano darle plazos o ultimátums? ¿Dónde se les ocurre semejante acción injerencista y, yo diría, hasta infantil?”, cuestionó Jorge Arreaza en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Dedíquense a sus asuntos. Respeten la autodeterminación de los pueblos”, agregó el canciller venezolano… Bueno, ¿entonces no?

Pues todo indica que no. Y mientras Juan Guaidó sigue haciéndose de adeptos a nivel internacional, en su país nomás no consigue convencer a las Fuerzas Armadas. Por tal motivo, con un video que colgó en sus redes sociales, solicitó a sus seguidores (nacionales e internacionales) salir el próximo miércoles (y sábado, pa’ que amarre) a las calles para exigir a las fuerzas armadas que se pasen de este lado de la Fuerza. “El próximo miércoles de 12:00 a 14:00 pedimos a todos los venezolanos que salgan a las calles a una gran protesta nacional de manera pacífica para exigir a las Fuerzas Armadas que se pongan del lado del pueblo y permitir la entrada de medicinas y comida en todos los rincones”.

Recordemos que, sólo un día después de que Trump y compañía reconocieron a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, el líder de las fuerzas armadas de Venezuela, Vladimir Padrino, ofreció un mensaje a la nación asegurando que su presidente sigue siendo Nicolás Maduro y, por tanto, desconocen al líder de la Asamblea General… el cual, según señaló Padrino, no es más que el representante del golpe de Estado que se está orquestando por la mano de Estados Unidos… ¿será?