Así iniciamos el 2019: ataques contra civiles. EN el caso se Manchester, las autoridades consideran la agresión como un ataque terrorista. Por su parte, en Tokio no ha sido determinado el motivo del ataque.

Las primeras horas de este nuevo año no fueron tan buenas como debería. Mientras se encontraban celebrando en las calles de Tokio, al menos ocho personas fueron arrolladas por un joven que condujo su auto contra la multitud. De acuerdo con los primeros informes, del total de heridos, uno de ellos se encuentra en estado grave.

Según lo que reporta El País, el responsable de este ataque en Tokio fue identificado como Kazuhiro Kusakabe, un joven de 21 años que condujo su automóvil por Takeshita, una céntrica calle de Tokio, “con la intención de asesinar”, esto apenas 10 minutos después de la media noche de este 1 de enero. Según la NHK, Kazujiro comenzó por confesar que su acto fue un ataque terrorista; sin embargo, después confesó que la agresión fue una protesta contra la pena de muerte.

Pues ahora sí que “haiga sido por lo que haiga sido”, el joven fue arrestado y enfrentará cargos por intento de asesinato. La desgracia pudo haber sido mayor, pero el diario español indica que “ a diferencia de otras grandes ciudades, el Año Nuevo en Tokio es bastante apagado”, esto debido a que los japoneses acostumbran celebrar esta fecha en familia y en templos.

En lo que respecta a lo sucedido en Manchester, tres personas resultaron heridas luego sujeto de 25 años las atacara con un cuchillo de cocina. La agresión sucedió en la estación de Metro “Victoria”, al norte de Inglaterra. La agresión ocurrió alrededor de las 21:00 hras, hora local y provocó que la estación fuera desalojada.

“Mientras sigan bombardeando otros países, esta clase de mierda seguirá ocurriendo”, gritó el atacante al momento de ser aprehendido. De acuerdo con uno de los testigos de los hechos, el sujeto fue rápidamente neutralizado. Aunque visiblemente alterado, fue controlado luego de ser rociado con gas pimienta. Después fue rodeado por varios agentes, quienes se abalanzaron sobre él.

Aunque la policía de Manchester calificó en primera instancia a lo sucedido como un “incidente crítico”, horas después informó que las investigaciones del hecho se desarrollan considerando a éste como un posible atentado terrorista. Tanto así que las autoridades irrumpieron en el domicilio del individuo responsable (un joven de solo 25 años) para registrarlo y tratar de obtener información sobre algún nexo con organizaciones terroristas.

“Se han publicado muchas informaciones en la prensa sobre aquello que supuestamente dijo el atacante durante el incidente y, por ello, quiero dejar claro que estamos abordando esto como una investigación terrorista”, comentó a los medios el jefe de policía de Manchester, Ian Hopkins.

Según los primeros informes, los heridos son un hombre y una mujer de aproximadamente 50 años. Ambos se encuentran en estado grave, pero no corre peligro su vida. El tercer herido se trata de un agente de policía que recibió una puñalada en el hombro; por suerte, ya fue dado de alta.