Amor es amor. Y sí, para lograr el reconocimiento de los derechos de todas las ciudadanas y todos los ciudadanos, en México los congresos locales —con propuestas impulsadas desde la sociedad civil y activistas— han trabajado para legislar en pro del matrimonio igualitario —o personas del mismo sexo.

Si bien a nivel federal existen dos precedentes para que este sea reconocido en el marco jurídico de nuestro país, el camino de la aprobación del matrimonio igualitario se ha recorrido de manera local.

Marcha-lgbti-sinaloa-méxico

Marcha pro LGBTI en Culiacán Sinaloa (2019). Foto: Cuartoscuro.

Un impulso desde la SCJN y el Ejecutivo en la gestión de EPN

¿Por qué? En 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dictaminó que todos los jueces debían tener un criterio favorable ante los amparos que se interpusieran en cualquier estado del país, para lograr el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Amor es Amor: La SCJN da luz verde a los matrimonios igualitarios en Nuevo León

Foto: Cuartoscuro.

Luego, en 2016 el Ejecutivo —EPN— envió al Congreso una iniciativa de reforma a la Constitución para reconocer el derecho al matrimonio —sin que los solicitantes fueran discriminados por su preferencia sexual. Sin embargo, en este caso la propuesta se quedó sólo en eso.

Sin embargo, los activistas, organizaciones civiles y la comunidad LGBTI (lesbico, gay, bisexual, trans e intersexual) continuó impulsando su aprobación, estado por esta. Y estos han sido los resultados.

Matrimonio igualitario y uniones civiles

Antes de llegar a la parte de cuáles son los estados dónde se ha aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo sin la necesidad de recurrir a un amparo. Vale la pena revisar dos conceptos fundamentales.

El matrimonio igualitario se define como la unión de dos personas —sin importar su género— para hacer una comunidad de vida.

Matrimonio-igualitario-aprobación-hidalgo

Foto: Cuartoscuro.

En esta unión respaldada por el Código Civil de cada estado, la pareja adquiere beneficios y obligaciones que la unión civil —también respaldada de manera jurídica— no tiene.

Es decir, los derechos varían —por ejemplo la seguridad social, la adopción de menores o el derecho a la vivienda, mediante el Infonavit o FOVISSSTE.

CDMX

Los capitalinos y las capitalinas pueden declararse como los pioneros en culminación de sus esfuerzos para que se legislara el matrimonio igualitario.

¿La razón? CDMX —antes Distrito Federal, que en ese entonces NO era considerado un estado— tuvo la primera legislatura que modificó el Código Civil y cambió el concepto de matrimonio —celebrado entre un hombre y una mujer— por la “unión de dos personas para hacer una comunidad de vida, en donde ambas se procuran respeto y ayuda mutua”.

Amor es amor: Corte de Ecuador aprueba el matrimonio igualitario

Foto: Getty Images.

Esto sucedió en 2009 y de ahí pal real, pues en 2017 la Asamblea Constituyente propuso que el artículo 16 de la Constitución local reconociera las figuras de matrimonio civil, concubinato u otra forma de unión —con hijos o sin hijos—y la igualdad de sus derechos.

Actualmente, CDMX cuenta con la aprobación de uniones civiles —en la Ley de Sociedades de Convivencia— el matrimonio entre personas del mismo sexo —en el Código Civil— y la posibilidad de adopción.

El “sí” en otros estados

Después otros estados siguieron los pasos de CDMX. Quintana Roo fue el siguiente, cuando las parejas interesadas en contraer matrimonio advirtieron una laguna en el Código Civil de este estado, en el cual NO se definía al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Sin embargo, esta “laguna” no fue suficiente. Y entre 2011 y 2012, se llevó a cabo proceso para que el gobierno local reconociera que no existían obstáculos legales para prohibir estas uniones —además de reconocer que el matrimonio entre personas del mismo sexo no pone en peligro el desarrollo de las familias heterosexuales.

A la lista se sumaron: Coahuila, Colima, Campeche, Michoacán, Morelos, Nayarit, Hidalgo, San Luis Potosí  y Baja California Sur.

Matrimonio-igualitario-San-Luis-Potosí

Aprobación del matrimonio igualitario en San Luis Potosí. Foto: @FDCRadio

Luego, están los estados que tuvieron que legislar debido a la acción de inconstitucionalidad que resolvió la SCJN: Jalisco, Chiapas, Puebla, Nuevo León y Aguascalientes.

Parcial

Guerrero y Querétaro sólo permiten el matrimonio igualitario en algunos de sus municipios. 8 en Querétaro, sin la necesidad de presentar amparos —en el resto del estado es la única vía— y 4 municipios en Guerrero —en el resto del estado aplican los amparos.

No aprobado

Durango, Guanajuato, Estado de México, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán, Zacatecas y Tamaulipas no han avanzado en la legislación. En estos estados, para que una pareja del mismo sexo pueda casarse, es necesario presentar un amparo.

En el caso de Tamaulipas, el Congreso local debía sesionar sobre el dictamen de la SCJN, pero esto no ha sucedido.

Mientras, en Chihuahua aunque se realicen matrimonios igualitarios gracias a una laguna normativa —pues en este estado sólo se estipula el matrimonio para las parejas heterosexuales con el fin de la procreación—, legisladores y activistas buscan reformar el Código Civil.

Oaxaca es otra excepción, pues su Código Civil no ha sido modificado, pero algunas oficinas del Registro Civil permiten los matrimonios gracias a la resolución de la SCJN.