Activistas, feministas, integrantes de la academia, defensoras de derechos humanos y organizaciones civiles lanzaron un llamado al gobierno Federal para que, mediante distintas dependencias, armen un protocolo de acción para erradicar y responder los casos de acoso, hostigamiento y abuso sexual denunciados, en contexto del movimiento #MeTooMx.

El jueves 11 de abril se llevó a cabo el Foro #MeTooMx, donde las especialistas y activistas analizaron el marco jurídico, laboral y administrativo que blinda a las víctimas de agresiones sexuales y violencia de género en distintos ámbitos profesionales. Dentro de las conclusiones más importantes, las activistas hicieron un llamado al gobierno de AMLO para que a través de las dependencias de gobierno presente un plan para hacer frente a este problema. El 6 de mayo, a las 10:00 horas , esta comunidad espera una respuesta.

Quiénes deben entrar en el programa

Si bien existen protocolos de acción para enfrentar el acoso sexual y hostigamiento o la tipificación de los delitos, en el Foro #MeTooMx se identificó a las instituciones que tendrían que entrarle a generar un programa que unifique las acciones de erradicación y reparación de los daños.

En 15 puntos, citaron a algunas entidades como:

Los organismos públicos de Derechos Humanos, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), así como la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT).

  • El Instituto Nacional para las Mujeres y estatales.
  • Las Fiscalías y Procuradurías de Justicia.
  • El Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SPINNA).
  • La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceav).
  • La Secretaría de Trabajo y Previsión Social, la SEP y el poder Legislativo entre otros.

Foro #MeTooMx celebrado en la Comisión de Derechos Humanos CDMX. Foto: @CDHDF

¿El objetivo? Que “informen sobre las acciones que van a realizar en cumplimiento de sus obligaciones ante la violencia de género, en particular respecto el acoso y hostigamiento”. En fin, en el Foro —además de explicar que las mujeres y hombres que denunciaron en redes sociales fueron señalados por los usuarios y hasta por los agresores— se puso énfasis en la importancia de las denuncias “confidenciales”, en la lucha por visibilizar los casos —aunque esto también ha provocado el cuestionamiento de los usuarios y usuarias sobre la veracidad de las denuncias y, en contraparte, el apoyo a las víctimas.


Vale mencionar que el #MeToo volvió a cobrar fuerza a finales de marzo, tras las denuncias de los casos de acoso y hostigamiento, por lo que surgieron distintas cuentas —enfocadas a abordar los casos en distintos ámbitos profesionales y el espacio público que fungieron como la voz de este movimiento.

**Foto de portada: CDHDF.