El día que regresó Megadeth

a México, hubo varios acontecimientos extraordinarios. Al medio día habría un sismo de magnitud 6.6 Richter (le faltó un 6 para cumplir con la maldad respectiva) que cimbró todo el Distrito Federal. Horas después, un atardecer tardío que encendió de rojo el cielo de la ciudad. Y para el momento del concierto, unos minutos antes de arrancar, sonó de nueva cuenta la alerta sísmica y al menos la gente de prensa comenzó a ser desalojada del recinto, el movimiento telúrico fue imperceptible pero aún persistía el miedo entre nosotros.

DSC08312

En punto de las 8:30pm, ni un segundo más, y luego de escuchar “Long Live Rock N Roll” de Rainbow con la potente voz de Ronnie James Dio, el grupo toma el escenario para comenzar con “Hangar 18”, con una afinación más grave que la original para ayudar a Dave Mustaine a cantar mejor. El rubio cantante luce una camisa blanca, color ya habitual desde hace varios años en su guardarropa. Lo flanquean como siempre su fiel escudero Dave “Jr.” Ellefson a su diestra (¿a la derecha del padre?) y a la siniestra Chris Broderick que ya emula los solos del entrañable Marty Friedman con gran precisión. Atrás, el negrito en el arroz, Shawn Drover, quien pareciera que está tocando con gran fuerza y poder, pero sus movimientos delatan que no es así, por lo que es ayudado desde la consola de audio con altas cantidades de volumen que a veces sobrepasa el sonido de sus compañeros.

DSC08297

 

Mustaine y Broderick intercambian solos al final de este clásico, Dave parece haber practicado muchísimo, los toca impecablemente bien. Prosiguen, como nos comentó Ellefson en entrevista, con algo de Youthanasia, álbum que en Noviembre cumplirá 20 años de su lanzamiento, “Reckoning Day” retumba en el domo de cobre. Dave Jr. toca un tom de aire junto a una de las pantallas del escenario con el bajo colgado por detrás. Después nos teletransportamos a tiempos en que MTV transmitía Rock y el video de “Wake Up Dead” era regular en la programación. Cuando llega “In My Darkest Hour” (remember Cliff Burton) el sonido es bastante claro y balanceado, se escucha todo a la perfección, hasta pareciera que Shawn Drover le está echando ganas tras la batería. Llega el momento de oír “Set the World Afire” que transcurre mientras en las pantallas aparecen nubarrones y llamas en color rojo.

DSC08289

Luego de una breve pausa, en pantalla vemos un fragmento de la película Silver Linings en la que hacen referencia a la banda. El grupo nos asesta “Sweating Bullets” con el esquizofrénico Dave Mustaine hablando consigo mismo. El Palacio de los Deportes, con un lleno a medias, canta junto al blondo guitarrista a todo pulmón. Para el siguiente tema Mustaine pide que los hombres se callen y las mujeres gritan, pero evidentemente nadie entiende la instrucción y todos gritan, por lo que Dave señala a uno de las primeras filas y le pregunta “¿tú eres mujer?, mujeres: tetas, ya sabes”. Así que lo hace de nuevo, y esta vez sólo se escuchan los gritos de las chicas como preámbulo para arrancar con “She Wolf”. El duelo de liras entre Mustaine y Broderick se replica entre varias decenas del público que hacen guitarra de aire. El escenario se apaga y las pantallas se convierten en amplificadores Hartke, marca que patrocina a Dave Ellefson quien con su bajo anuncia la llegada de “Dawn Patrol”, misma que ligan con “Poison Was the Cure” desde el demoledor Rust In Peace. Todos gritan al escuchar las primeras notas de “The Killing Road”, otro tema de Youthanasia que prende a muchos en el recinto.

DSC08282

De nuevo una pausa y ahora vemos una escena de la película Wayne’s World en la que una chica baila sensualmente para Garth mientras este le pregunta “tienes algo de Megadeth?”, tras lo cual comienzan a tocar “Trust”. El sonido para entonces ha desmejorado bastante, el tío que está en la consola escucha por sus audífonos y suponemos que desde ahí se escucha perfecto todo, pero afuera la cosa es muy diferente. Los tamborazos triggereados de Shawn Drover, están excesivamente altos y todas las frecuencias de guitarras y voces sucumben ante el volumen alto, diseñado para darle una “ayudadita” al baterista (pero eso sí, le vuela el pelo muy bonito con el ventilador que tiene al lado). Quizás este masacote de sonido hace que Mustaine se equivoque notoriamente en la letra del tema. Después la banda toma una bandera confeccionada por algunos fans con el logo de Megadeth y Ellefson la utiliza de capa mientras la banda interpreta “A Tout Le Monde”, que marca el momento sentimental de la noche. El grupo continúa con algo del álbum Thirt3en, “Guns, Drugs and Money” la cual sorprende a todos los fans. Un poco temerosamente, Mustaine anuncia con una voz apenas audible, casi con pena, que tocarán un tema de su polémico Supercollider, “Kingmaker”, uno de los mejores temas de su más reciente placa. Y así, sin salivita ni decir agua va, se arrancan con “Youthanasia”, otro tema del álbum del mismo nombre que marca un momento cumbre en la noche (aunque el audio sigue dejando mucho que desear).

DSC08247

En la recta final de nuevo hay una nueva pausa con un video, esta vez es de la película Talk Radio, en la cual el propio protagonista nos anuncia la llegada de “Peace Sells…But Who’s Buying”. Por supuesto Ellefson invita a la banda a aplaudir mientras toca una de las líneas de bajo más conocidas del Metal (hasta la usaban como promocional de Headbanger’s Ball del MTV cuando era chido). Por supuesto tenía que salir al escenario el Vic Rattlehead, bien trajeado, preguntando quién quiere comprar algo de paz. Al comenzar las primeras notas de música clásica arrancan un alarido de emoción pues todos saben que con la llegada de “Symphony of Destruction” por fin tendrán la oportunidad de corear ese coro adaptado de los argentinos que reza “Megadeth, Megadeth a güevo”, Megadeth”. El grupo se retira pero todos saben que volverán. Mustaine de nuevo enarbola una bandera mexicana con el logo de la banda pintado sobre ella y anuncia que tocarán la última canción de la noche. La afinación grave hace que el público se tarde sólo unos segundos en reconocer el comienzo de “Holy Wars…The Punishment Due”. Durante el intermedio “acústico”, Chris Broderick no logra ejecutar bien el solo con guitarra “limpia”, pero bueno, a nadie parece importarle.

DSC08244

El grupo se despide en el escenario mientras suena “Silent Scorn”. Reparten plumillas, muñequeras impregnadas de sudor, baquetas y saludan al público que los vitorea. Mustaine agradece a todos y hace guitarra de aire cuando suenan las primeras notas de “My Way” a cargo del Sid Vicious con lo cual se despide diciendo “You’ve been great, we’ve been Megadeth. Good Night!”

Un show que se sintió cumplidor, con algunas gratas sorpresas, un sonido bastante deficiente, pero siempre una banda que provoca emoción entre sus incondicionales quienes seguro ya esperan su regreso

PD. Megadeth estará en Septiembre en Cozumel en el crucero organizado por Motörhead.

SETLIST:

Hangar 18
Reckoning Day
Wake Up Dead
In My Darkest Hour
Set the World Afire
Sweating Bullets
She-Wolf
Dawn Patrol
Poison Was the Cure
The Killing Road
Trust
A Tout Le Monde
Guns, Drugs & Money
Kingmaker
Youthanasia
Peace Sells
Symphony of Destruction

Encore

Holy Wars… The Punishment Due

Por: Ivan Nieblas @elpatas
Fotos: Diego Figueroa @halofive

DSC08222 DSC08215 DSC08204 DSC08183 DSC08171 DSC08134 DSC08126