Después de que Reforma diera a conocer el caso de una mujer que fue abandonada afuera de la estación Tacubaya de la Línea 1, tras haber sufrido un infarto cerebral ante las fallas del personal del STC (Sistema de Transporte Colectivo) o la Policía Bancaria e Industria (PBI), las autoridades capitalinas se han pronunciado al respecto. Entre todas las reacciones, la del sindicato del Metro CDMX señala que hubo un mal diagnóstico, ya que los servicios de emergencia consideraron que María Guadalupe Fuentes se encontraba en “estado etílico” y no era necesario trasladarla a un hospital.

En el seguimiento del caso,  este diario difundió una carta que envió el líder sindical Fernando Espino para dar más información sobre lo ocurrido en las instalaciones del Metro CDMX, el 16 febrero pasado.

La atención y el mal diagnóstico

De acuerdo con el reporte, quienes hicieron la valoración de la salud de María se equivocaron. Si bien el gobierno CDMX y el sindicato dieron a conocer que la usuaria sí recibió atención médica por parte de socorristas, los paramédicos de la ambulancia 4 de la alcaldía Miguel Hidalgo determinaron que la mujer se encontraba en estado de ebriedad. En la evaluación, lo único que el equipo hizo fue darle primeros auxilios, le tomó los signos vitales, “diagnosticando que se encontraba en estado etílico y que no ameritaba traslado a un hospital”, de acuerdo a la carta de Espino Arévalo.

Vale mencionar que Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno CDMX, reveló que una ambulancia había llegado a las inmediaciones de la estación pero NO se llevó a la mujer y señaló una cadena de omisiones.

Como sabemos, María Fuentes permaneció 26 horas afuera de la estación Tacubaya, fue trasladada por SUUMA Voluntarios a un hospital. Sin embargo, falleció… tres días después de sufrir un infarto cerebral.

Pero eso no es todo, el líder sindical señaló que la jefa de estación fue engañada por los elementos del PBI: “De lo único que es responsable mi compañera es de haber incluido en su reporte el dato que proporcionó el PBI (…) quien con absoluta deshonestidad señaló que la persona referida había salido por sus propios medios de la estación”. De acuerdo al líder, la jefa de Estación llamó al Centro de Comunicación para pedir una ambulancia. Después, se hizo el diagnóstico equivocado y aunque la jefa pidió tiempo para que la usuaria se recuperara, los policías le informaron que María había dejado la estación por su propio pie.

Finalmente, estos datos están en la bitácora del reporte de la jefa de la Estación, quien fue despedida por este caso.

**Foto de portada: Cuartoscuro.