¿Recuerdan cuando Miguel Ángel Mancera se metió en líos por la construcción de la Línea 7 del Metrobús? El tema regresó pero esta vez para la administración de Claudia Sheinbaum, pues un juez Federal determinó que las obras de esta línea dañaron el patrimonio cultural de la nación.

Y ordenó el retiro de alrededor de 900 vitrinas y la publicidad instalada sin la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Lo que se traduce al retiro “permanente” de 898 espacios publicitariosde los cuales algunos fueron concesionados por la Dirección General del Metrobús a una empresa privada— y el retiro de mobiliario “urbano irregular”como parabuses o quioscos de periódicos—.

Aunque eso no es todo porque también se indicó que se deberá aclarar si hay afectaciones en la Calzada de los Misterios y los monumentos que se encuentran en esta zona.

El Metrobús y el patrimonio cultural

Vámonos un poco hacia atrás para entender de qué va la decisión del juez federal. El 15 de enero pasado, Fernando Silva García, juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa, dio luz verde al amparo de la Asociación Mexicana de Derecho Ambiental, en el que desacreditó las acciones del gobierno CDMX en el proyecto de la Línea 7 del Metrobús.

Y, finalmente, un juez Federal consideró que las obras han dañado el patrimonio cultural. No obstante, por lo pronto el Metrobús —en la Línea 7— continuará operando y el gobierno CDMX puede impugnar esta decisión en un tribunal… así que, por lo pronto, NO está obligado a acatar la decisión del juez.

Mientras, de acuerdo con Reforma, el juez informó que el INAH ya comenzó con un procedimiento administrativo contra el gobierno capitalino y… el servicio de la Línea 7 se mantiene a salvo.

**Foto de portada: Cuartoscuro.