Captura de pantalla

Dos mexicanos entre los muertos de tiroteo en bar de Kansas; policía descarta motivos raciales

El canciller Marcelo Ebrard señaló que las autoridades están a la espera de datos de "quiénes y por qué perpetraron" el crimen en Kansas.

La madrugada del domingo se registró un tiroteo (ooootro) en Estados Unidos. En esta ocasión fue en un bar de Kansas City, Misuri. Horas después, se dio a conocer que, entre los cuatro muertos, dos resultaron ser mexicanos.

De acuerdo con El País, el tiroteo fue reportado a la policía local alrededor de las 1:27 horas del domingo 6 de octubre. Al entrar al Tequila KC, nombre del establecimiento en el que se registraron los hechos, los agentes encontraron cuatro personas sin vida. Además, otras cinco resultaron heridas. Sin embargo, no se dio con los responsables.

Según el vocero de la policía de Kansas City, Thomas Tomasic, el tiroteo habría sido resultado de una pelea. Los sospechosos, que podrían ser dos, habrían salido del lugar y luego regresado para agredir a tiros. “Desafortunadamente, se fueron y decidieron llevarlo a otro nivel, volvieron y empezaron a disparar”.

Pese a que todas las víctimas fueron identificadas como de origen hispano, se descarta que haya algún motivo racial detrás de la agresión. Por el momento, los responsables se encuentran prófugos. Sólo se posee imágenes de ellos, recogidas de las cámaras de seguridad. Se descarta que los susodichos repitan un acto similar.

Sobre los mexicanos fallecidos en el tiroteo, el canciller Marcelo Ebrard informó que los familiares de las víctimas ya fueron contactados. Así como ha sucedido en hechos similares, las autoridades indican que se dará seguimiento y apoyo a los deudos. “Por tener datos respecto a quienes y porqué perpetraron este crimen”, agregó.

De acuerdo con El Universal, uno de los mexicanos fallecidos fue identificada como Alfredo Calderón, de 29 años. Esta información fue publicada por el diario Kansas City Star, con Juan Ramírez, tío de la víctima, como fuente. “No tuvo nada que ver” con la pelea, aseguró Juan, lo cual fue reforzado por el barman del lugar, quien indicó que el agresor había causado problemas y, por lo mismo, se le negó el servicio.

Top Relacionadas