El Presiente interino de Brasil, Michel Temer, habló por menos de 10 segundos durante la parte final de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Este pequeño momento fue suficiente para que la mayoría de los asistentes en el Estadio Maracaná se despacharan con una oleada de abucheos en contra del mandatario en funciones.

“Después de esta maravillosa celebración, doy por inaugurados los Juegos Olímpicos de Río, celebrando la 31 olimpiada de la era moderna”, fue lo único que dijo Temer, quien se ganó un montón de rechiflas.

El otrora vicepresidente de Brasil asumió el cargo en mayo, tras el impeachment contra  Dilma Rousseff.

ban-ki-moon-michel-temer-thomas-coi

En esta imagen podemos ver al presidente interino en compañía de Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, y el presidente del Comité Olímpico InternacionalThomas Bach, quien evitó nombrar a Temer al principio de la ceremonia para evitar que los ánimos se calentaran antes de tiempo y lo abuchearan.

A nosotros nos recordó esta clásica escena de Los Simpson, ¿qué piensan ustedes?