Este jueves, en circunstancias extrañas y aún sin determinar, fue encontrado en Bogotá, capital de Colombia, el cuerpo de Rafael Merchán, uno de los testigos más importantes en el caso Odebrecht para ese país latinoamericano.

De acuerdo con CNN, se trata del exsecretario de la transparencia durante el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.


Hasta el momento las autoridades no han determinado las causas de muerte del hombre de 43 años, sin embargo, anunciaron que ya comenzaron las investigaciones correspondientes.

Fue apenas a principios de diciembre cuando Merchán fue llamado para dar su testimonio en la red de corrupción de Odebrecht, misma que ya ha provocado el encarcelamiento y enjuiciamiento de varios presidente y expresidentes en América Latina (excepto México mágico).

Lo preocupante es que no ha sido el único testigo colombiano en haber muerto sospechosamente.

Recordemos que durante el pasado mes de noviembre, el ingeniero Jorge Enrique Pizano murió en su finca de Subachoque. La muerte fue atribuida a un infarto, sin embargo él era una de las piezas clave para tratar de solucionar el caso.

Y peor tantito, días después murió envenenado en esa misma finca su hijo, el arquitecto Alejandro Pizano Ponce de León.