Foto: Getty Images

11 de enero de 2020: Wuhan reporta la primera muerte por COVID-19 en el mundo

Este 11 de enero, pero 2021, autoridades de Wuhan, en China, reportaban el primero caso confirmado de muerte por COVID-19.

De acuerdo con fuentes oficiales internacionales, hasta este día en todo el mundo han muerto 1.94 millones de personas a causa de la infección del COVID-19. Estados Unidos y Brasil son los dos países que más fallecimientos registran.

Este 11 de enero, pero hace exactamente un año, la Comisión Municipal de Sanidad de Wuhan, provincia en China donde se cree inició el brote de coronavirus, ofreció una conferencia de prensa para explicar a la población la situación de lo que hasta el momento era una “neumonía viral inexplicable”.

Uno de los reporteros explicó que había rumores de una muerte por esta extraña enfermedad y las autoridades sanitarias lo confirmaron dando detalles del caso, el que se convertiría en el primer fallecimiento por COVID-19 en todo el mundo. Al menos el primero reportado.

Foto:  Getty Images vía TIME

¿Cuál fue el caso de COVID-19?

Se trató de un hombre de 61 años que ingresó al hospital local de Wuhan por insuficiencia respiratoria y neumonía grave. Se sabe que este hombre tenía además una enfermedad hepática crónica y tumores abdominales.

Las autoridades de Wuhan especificaron que el paciente compraba mariscos en el mercado de Wuhan durante todo el año y a pesar de que al ingresar al hospital lo intubaron y le aplicaron otros tratamientos, sus síntomas empeoraron y la noche del 9 de enero de 2020 su corazón se detuvo.

Los resultados de las pruebas indicaron que era positivo a COVID-19 y que el diagnóstico de muerte fue una neumonía grave, dificultad respiratoria aguda, shock séptico, insuficiencia orgánica múltiple, trastorno severo del metabolismo ácido-base y cirrosis hepática. 

“El resultado de la prueba de etiología indicó que el ácido nucleico del nuevo coronavirus era positivo. La causa inmediata de muerte fue insuficiencia respiratoria y circulatoria”, explicaron las autoridades de Wuhan. 

A worker in a protective suit is seen at the closed seafood market in Wuhan

Foto: Reuters

Aún no detectaban transmisión de persona a persona

Otra cosa que es de destacarse en el informe que se brindó hace un año es que aún no determinaban la capacidad del virus de transmitirse de persona a persona.

En ese momento las autoridades explicaron que la mayoría de los casos de neumonía viral inexplicable en Wuhan tenían un historial de exposición al mercado de mariscos del sur de China y aún no tenían evidencia “clara” de transmisión de persona a persona.

“Aún estamos realizando más investigaciones epidemiológicas y pruebas de laboratorio relacionadas. Además, hasta el momento no se han encontrado casos relacionados en todos los contactos cercanos, incluido el personal médico”, afirmaron.

China iniciará con la vacunación masiva contra el COVID-19

Twiter: @Barreragusok

Hasta ese momento había 41 casos de neumonía con infección por este “nuevo” coronavirus de los cuales 2 fueron dados de alta, hubo 7 casos graves y 1 fallecimiento.

El monitoreo a los 739 contactos cercanos, incluyendo a 419 miembros del personal médico, estuvieron en observación médico y no se habían encontrado casos relevantes.

Desafortunadamente desde esa fecha hasta el momento el COVID-19 se extendió a una velocidad impresionante y conforme pasa el tiempo cobra la vida de más y más personas. Para darnos una idea de la dimensión de esta pandemia, si tomamos en cuenta que la primera muerte ocurrió oficialmente el 9 de enero de 2020, entonces han pasado hasta hoy 367 días.

De acuerdo con el monitoreo de la Universidad Johns Hopkins, al momento han muerto un millón 938 mil 349 personas, lo que se traduce en 5 mil 281.6 muertes por día en todo el mundo. 

Y a pesar de que ya se comenzaron a aplicar las primeras vacunas contra este coronavirus en varios países del mundo, aún falta mucho camino para poder controlar la pandemia. 

La historia de un enfermero contagiado nos recordó que la vacuna no puede sola