Foto: Cuartoscuro.

Activista toma el balcón de SEGOB ante la falta de respuestas por su hijo asesinado

Ayer (5 de noviembre) la señora Silvia Castillo —mamá de Alan Ibarra, joven asesinado en 2019— y la mamá de Lya, Marcela Alemán, protestaron en Paseo de la Reforma para denunciar que las autoridades de San Luis Potosí y federales aún no cumplen con sus demandas de justicia por el caso de sus hijos. Este día, protestaron en la Segob donde Castillo trepó por un balcón para poder entrar al edificio de la Secretaría de Gobernación.

Reporteras y reporteros que cubren la manifestación de las familias de los niños que perdieron la vida en el incendio de la Guardería ABC, documentaron el momento en que la señora Silvia Castillo escaló por las rejas metálicas de la Segob —en la calle Abraham González, alcaldía Cuauhtémoc— y llegó hasta el barandal del primer piso.

Ahí, ya con la atención de reporteros y los manifestantes, explicó que su objetivo es hacer que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, atienda sus demandas y de verdad se apliquen en la resolución de los casos.

segob-protesta-silvia-castillo

Foto: Cuartoscuro.

Las protestas de Silvia Castillo y Marcela Alemán

Esta no ha sido la primera protesta de estas dos mujeres y sus familias. De acuerdo con Milenio, la manifestación de hoy sería la quinta —luego de que en un acto de desesperación e impotencia ante la lentitud de las autoridades estatales y federales, Silvia Castillo protestó desnuda en Paseo de la Reforma.

Ellas, Silvia y Marcela Alemán, estuvieron presentes en la protesta y toma de la CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos), después de que la Comisión les pidiera regresar a San Luis Potosí para rehacer una denuncia.

mama-alan-protesta-segob

Foto: Cuartoscuro.

Eso sucedió el 2 de septiembre pasado, tras una reunión con la titular de la CNDH, Rosario Piedra. En aquel momento, la señora Alemán decidió amarrarse a una silla luego de escuchar a los trabajadores de la Comisión que debía regresar a casa y reiniciar una denuncia por un caso de abuso sexual —contra su hija menor de edad— que data de 2017.

Como recordarán, tras la protesta de Marcela Alemán, se tomaron las instalaciones de la CNDH y más tarde un grupo de feministas llegó al lugar para convertirla en la Okupa —un espacio de refugio para las víctimas de violencia de género.

#JusticiaParaLya: Mamá de una víctima de abuso se amarra a una silla como protesta en la CNDH

Pero tanto Marcela Alemán como Silvia Castillo se retiraron de las instalaciones de la Comisión y buscaron reunirse con la Segob, así como con la Fiscalía General de Justicia de San Luis Potosí —pues ambos casos corresponden a ese estado.

No obstante, ante la falta de acción de las autoridades, las mujeres decidieron regresar a la Segob para insistir con sus casos y que NO queden impunes.

Marcela Alemán lleva desde 2017 intentando que los agresores de su hija sean juzgados y Silvia Castillo ha hecho lo mismo desde 2019, con el caso de su hijo Alan, sin que ninguna autoridad les brinde ayuda de manera eficaz.

Las familias de los niños de la Guardería ABC protestan en la Segob

Al igual que las señoras Castillo y Alemán —y otras familias de víctimas de violencia de género—, los papás de algunos niños que fallecieron en la Guardería ABC se manifestaron frente a la Segob.

Este grupo de 27 familias lleva desde el lunes pasado (2 de noviembre) esperando a que Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, los atienda. ¿La razón?

Las familias acusan que la Segob ha demorado en la impartición de la justicia y los compromisos adquiridos mediante la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Alrededor de las 16:00 horas, las familias fueron finalmente recibidas por Alejandro Encinas.

Segob-familias-abc-protesta-encinas

Foto: Cuartoscuro.

Tanto los papás de los niños de la Guardería ABC como las familias de víctimas de violencia de género, Silvia Castillo y Marcela Alemán han dicho a medios de comunicación que se agradece la ayuda económica pero ellos no buscan dinero. Lo que impera es justicia y cero impunidad.