Foto: Cuartoscuro.

¡Zas! Vinculan a proceso a excolaboradora de Jesús Murillo Karam por compra millonaria de avión

El exprocurador General de Justicia (PGR), Jesús Murillo Karam, tiene un llamado pendiente con el gobierno de AMLO y el caso Ayotzinapa. Pero mientras las autoridades citan a Murillo Karam para que declare, una de sus excolaboradoras fue vinculada a proceso por un rollo distinto.

De acuerdo con Reforma, Judith Aracely “N”, quien fue oficial Mayor de la PGR y operadora financiera de la Procuraduría, fue vinculada a proceso por la compra injustificada de un avión —que tuvo un costo de 19.6 millones de dólares. Según la investigación, el avión fue utilizado para el uso personal de Jesús Murillo Karam.

Jesús-Murillo-Karam-investigación-Ayotzinapa

Foto: Cuartoscuro.

El caso

Se supone que la Fiscalía General de la República (FGR antes PGR) interpuso la denuncia en contra de quien hizo la compra del avión. ¿Cómo? Aunque la Fiscalía dijo que Jesús Murillo Karam ordenó la compra de la aeronave en 2013 —mediante un arrendamiento con Banobras—, la compra la realizó Judith Aracely “N”.

Y ni modo. Además de esta acusación, el fiscal Carlos Palafox señaló que la acusada habría inflado el precio del avión —un Bombardier Challenger (CL 600), cuyo valor era de 16.4 millones de dólares en aquellos tiempos.

jesus-murillo-karam-vinculan-proceso-exoficial-mayor

Foto: Cuartoscuro.

Sin embargo, el avión fue valuado por un perito de FGR. De acuerdo con el perito, la aeronave tiene un valor de 14 millones de pesos. Peeeeero eso no fue todo. La denuncia también va contra Víctor Rodrigo “N”, quien en 2013 se desempeñaba como subdirector de Recursos Materiales de Banobras y ahora es subsecretario de Administración del Estado de México.

Tanto Víctor Rodrigo “N” como Judith Aracely “N” son acusados por el presunto ejercicio indebido de atribuciones y facultades —si son hallados culpables, enfrentarían una pena de hasta 12 años de cárcel.

Por lo pronto, se abrió un proceso en contra de los exfuncionarios de la PGR. Sin embargo, la jueza Beatriz Moguel consideró que NO era necesario ordenar la prisión preventiva contra los dos acusados. En cambio, ordenó el pago de cien mil pesos y la restricción migratoria en lo que avanza en caso.