Ganando como siempre: gobierno echa a niños triquis de su propia cancha

Dicen que el deporte une a los pueblos y que es capaz de traspasar las divisiones sociales aunque sea por un par de hora.

Dicen que el deporte une a los pueblos y que es capaz de traspasar las divisiones sociales aunque sea por un par de hora. En él nos vemos reflejados: lo sufrimos, lo gozamos, lo lloramos y nos desgañitamos la garganta en el proceso. Aunque suene a cliché, el deporte y sus historias nos mueven.

Los atletas se convierten en lo más cercano que existe a los superhéroes de carne y hueso. Figuras casi sobrehumanas que se sobreponen a todos los obstáculos que se les presentan al frente; queriéndolos quebrar, queriendo que trompiquen.

Y son esas historias de superación en las que nos podemos ver identificados, incluso inspirados. Para nadie es un secreto que la participación de nuestros atletas en los Juegos Olímpicos de Río 2016 ha dejado mucho que desear. Pero aun así nos sentimos orgullosos de nuestros representantes porque no se han guardado nada en cada una de sus competencias.


Hay un grupo de deportistas que siempre ha puesto el nombre de nuestro país en lo más alto, que proviene de las condiciones más marginales que uno podría imaginar, y que nunca pone pretextos. No importa si eres un seguidor del baloncesto o si de plano no tiene idea del juego: todos nos sentimos orgullosos de los niños triquis y su casta ganadora.

ninos-triquis-basketball-atletas-oaxaca

Según reporta Reforma, a estos jóvenes atletas no se les permitió ingresar a su lugar de entrenamiento, una cancha que fue exclusivamente construida para que ellos la utilizaran. Sergio Zuñiga, entrenador de los talentosos niños, acusó a las autoridades municipales de haberles cerrado su espacio para entrenar.

El coach indica que no han podido entrenar desde el pasado 15 de julio, cuando sacaron del lugar a los niños triquis y les dijeron que no podían estar ahí. Los funcionarios del municipio de Santa María del Tule —además de un comité de padres de familia de una escuela del rumbo— cambiaron el candado con el cual resguardaban el recinto, impidiéndoles la entrada.

¿Qué opinan de esta historia? Uno de los ensambles deportivos más exitosos y ganadores que ha tenido nuestro país en su historia no solamente carece del apoyo de los directivos, sino que —parece— además le están poniendo cada vez más trabas para que no sigan su camino ascendente.

Aun así, con todos los obstáculos que pretendan ponerles en el camino, estamos seguros que estos excelsos deportistas seguirán rindiendo, ganando y dándonos razones para creer en la superación, como lo han hecho hasta ahora.

FOTOS: NOTIMEX

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)