Este lunes durante la visita de la alta comisionada Michelle Bachelet, el Gobierno de México y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos firmaron un acuerdo para asesoría y asistencia técnica en el caso Ayotzinapa.

¿Y esto qué significa o qué? Ah pues, esto quiere decir que la oficina de la ONU va a cooperar con el Estado mexicano para la búsqueda de la verdad sobre lo que ocurrió con los estudiantes de la escuela normal la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014, en Iguala, Guerrero.

La alta comisionada Bachelet explicó que es una obligación del Estado mexicano encontrar la verdad, así como la justicia, reparación del daño y garantías de no repetición cumpliendo con los estándares internacionales.

Es por ello que la oficina, a través de su representación en México, va a vigilar que se cumplan los compromisos con las familias y alertará de cualquier incumplimiento.

En este sentido, advirtió que es una oportunidad para “potenciar cambios de fondo en el sistema judicial que permitan alcanzar el anhelo de justicia de quienes han sufrido graves violaciones a sus derechos humanos”.