Muchos dirán “Ahhhh, si nomás lo dice para jugar con la mente de los conservadores”… peeeero, viendo los movimientos que últimamente ha hecho, nunca se sabe qué pasará con las declaraciones de AMLO. Ahora, “dice” que, en una de ésas, se deshace de los terrenos en que se llevaría a cabo el proyecto Playa Espíritu, Sinaloa, por medio de un proceso que ya tiene el sello de la casa: UNA RIFA.

¿Otra? Sí… que porque la del avión presidencial salió requetebién. No es broma. Aunque la navezota sigue ahí guardada y no se ha vendido, AMLO asegura que nos fue chévere con la rifa. Por ello, no ve nada descabellada la posibilidad de que el complejo de terrenos adquiridos en 2009 (por 119 millones de dólares) tenga el mismo destino que la aeronave.

Playa Espíritu: La historia de corrupción en un proyecto turístico fallido de Sinaloa

Y bueno, si el dinero que salió de la rifa del avión presidencial “según” va a ser utilizado en el sector Salud, lo que se obtenga de la rifa de Playa Espíritu se ocuparía para la construcción de la presa Santa María, en Sinaloa.

“Se requiere esa presa para riego pero si no se puede, estamos pensando que, como nos fue tan bien en lo de la rifa del avión, rifarlo. Son 5 mil lotes, serían 5 mil premios y tendría su lote, ya está la planeación, no estaría mal, lo vamos a ir viendo, señaló AMLO en su conferencia mañanera de ayer, 22 de septiembre.

¿Qué es lo que quiere rifar ahora?

López Obrador habló sobre ese complejo denominado Playa Espíritu el pasado 21 de septiembre… nomás para recordarle al respetable de las transas que se cocinaban durante el sexenio de Felipe Calderón.

Propiedad del exgobernador de Sinaloa, Antonio Toledo, los 5 mil terrenos fueron adquiridos por el gobierno federal en 2009… que para la construcción de lo que sería un nuevo centro turístico en la entidad. Algo que se veía un poco inviable, debido al varote que sería  necesario y a su ubicación (a 85 kilómetros de Mazatlán).

rifa-avion-presidencial
FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Total… durante el sexenio de Calderón nada se hizo… y EPN acabó por botar el proyecto. Incluso su titular de Turismo, Enrique de la Madrid, señaló que ese plan había que “dejarlo morir”. Y bueno, AMLO sí se acordó de él, pero ahora que lo que urge es sacar dinero hasta de las piedra, pues va pa’ rifa y a ver cuánto se le puede sacar.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook