Un Tribunal de aquel país ha ratificado la pena capital para los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal. Sólo les que apelar al Tribunal Federal y, en última instancia, solicitar el perdón real.

Siempre es mejor irse a la segura y ver la legislación del país al que uno va a visitar para evitar meterse en problemas. Más aún si este país tiene contemplada la pena de muerte ¿no creen?

Pues bueno, a tres hermanos mexicanos los espera la horca, así lo decidió el Tribunal de Apelaciones de Malasia. Los hermanos habían sido condenados hace dos años por el delito de narcotráfico.

El abogado de los tres hermanos, Kitson Foong, expresó:

«Desgraciadamente, han rechazado la petición, vamos a presentar cuanto antes una apelación ante el Tribunal Federal»

Los hermanos fueron detenidos en el 2008 en una redada de la Policía de Malasia en la ciudad de Johor. La redada dio como resultado la captura de los mexicanos, más un malasio y un singapurense, los cuales también han sido condenados a muerte.

Turismo-en-Malasia

El argumento del abogado para salvarlos de la horca fue que los tres hermanos sólo estaban encargados de las tareas de limpieza, pero no convenció al Tribunal el cual tiene reportada la captura de ellos en la parte exterior de una nave en la que los agentes encontraron 29 kilogramos de metanfetamina, valorados en 15 millones de dólares.

Además, el fiscal alegó que se encontraron restos de la droga en las ropas y las manos de los acusados.

rey-malasia-7-a

Una esperanza para estos tres sería que se sustituyan los cargos de narcotráfico por los de posesión de droga, lo cual les saldría en una estancia muy larga en la cárcel además de varios azotes en las nalgas.

Después de escuchar el veredicto, los tres hermanos salieron del Tribunal con una gran vigilancia para evitar que se suiciden.

Mexicanos_Malasia2

***Vía Milenio