Salimos de noticias del centro del país y nos vamos al norte, donde el Bronco —el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón— anunció nuevos planes para el penal del Topo Chico: este reclusorio será desalojado por completo y se supone que las autoridades lo convertirán en un parque.

Según el plan del gobierno de Nuevo León, el punto es desalojar el Penal del Topo Chico —uno de los centros de reclusión con amplio historial de motines y denuncias de abuso— el próximo mes de octubre y además del parque, se construirá el nuevo Archivo General del Estado.

La noticia la dio a conocer el Bronco en la inauguración del Foro sobre prevención del Delito, donde también explicó que los trabajos en la ampliación del Penal de Apodaca continúan y en una de esas sus instalaciones podrían albergar a los reclusos del Topo Chico:

“En octubre cerramos definitivamente el Penal del Topo Chico, ya no habrá más penal ahí porque estamos construyendo uno nuevo, de primer mundo”.

A las 21:24 horas del martes 1 de junio  2016 se presentó una riña en el Ambulatorio Rondín 1 del Penal del Topo Chico, que fue contenida con gases lacrimógenos por custodios del centro de reclusión y elementos de Fuerza Civil. En el incidente resultaron tres internos muertos, cinco heridos de gravedad que fueron trasladados al Hospital Universitario y nueve lesionados que solo ameritaron atención médica dentro de las instalaciones del Penal. Minutos después de iniciada la riña y tras la intervención de la autoridad penitenciaria, la situación quedó bajo control. Foto: Cuartoscuro.

Vale recordar que desde el año pasado, el secretario de Gobierno, Manuel González, esbozó el cierre de este penal para finales de 2020.

Penal del Topo Chico

Sólo para contextualizar, el Centro Preventivo y de Reinserción Social (Cereso) Topo Chico se inauguró en 1943 y desde ese momento fue conocido como “Penal del Topo Chico“. Está ubicado en Monterrey, Nuevo León, y hasta 2015 albergó a tres mil 965 reos —pues el centro tiene capacidad para tres mil 685.

Ante la saturación del penal se gestaron denuncias, motines de los reos y demandas por parte de sus familiares, quienes señalaban actos de corrupción y abuso dentro de las instalaciones. El tema de la sobrepoblación puso en jaque a las autoridades de Nuevo León y una de las consecuencias ha sido la desaparición de este lugar.

 

**Foto de portada: Cuartoscuro.