Foto: Cuartoscuro.

¿Qué tienen en común México y Siria? El mismo número de periodistas asesinados en 2019: RSF

¿Con la llegada de un nuevo gobierno se reducirían los homicidios dolosos y la violencia contra los periodistas y defensores de derechos humanos? La promesa para el primer año era que sí. Sin embargo, las consecuencias de la guerra contra el narco y la impunidad en los tres niveles de gobierno hacen más compleja la tarea. En este escenario, nuestro país no ha cesado con respecto a las agresiones en contra de periodistas y continúa a la par de Siria, de acuerdo con el informe mundial anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

A pesar de que el gobierno de AMLO y sus muchachos han insistido en la aplicación del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; en realidad, las cosas no han cambiado. Y eso lo demuestra RSF con datos que colocan a México a un nivel de letalidad equivalente con Siria.

Violencia contra reporteros

Del 1º de enero al 1º de diciembre de 2019 se registraron 49 asesinatos de periodistas. 29 sucedieron en zonas de paz y —mala noticia— 10 de ellos en México. Va de nuevo: nuestro país mantuvo el mismo número de periodistas asesinados en 2018.

Pero eso no es todo, registró el mismo número de homicidios de periodistas que en Siria y suma 71.4% de los asesinatos de comunicadores en Latinoamérica. En esta región se registraron 14 homicidios: 10 en México, dos en Honduras, uno en Colombia y uno en Haití.

violencia-periodistas-méxico-siria-inseguridad

Foto: Cuartoscuro.

El informe de Reporteros Sin Fronteras señala que en esta zona continúa siendo inestable y peligrosa para periodistas, reporteros, redactores, profesionales de la información. Y en el caso de México, hay una segunda preocupación: que los crímenes contra periodistas queden impunes —la tasa de impunidad supera el 90%.

Lo único que cambió fue el número de víctimas entre 2019 y 2018 a nivel global. Este año hubo un descenso de 44% en comparación con 2018 —aquel año se registraron 87 asesinatos y la mayoría de las víctimas habían muerto en contexto de guerra o un conflicto de baja intensidad.

Con respecto a Medio Oriente —en las zonas de guerra— la tendencia de letalidad contra los periodistas continuó: Siria registró 10 homicidios, al igual que México; Afganistán 5 y Pakistán 4. En Somalia, los reportes fueron de tres homicidios de comunicadores.

Con estas cifras, en el caso de México, el gobierno de AMLO debe insistir —mediante Segob— en garantizar la seguridad para periodistas y barrer con el panorama de impunidad y corrupción lo antes posible.