Tras el veredicto en contra del Chapo Guzmán, en México surgieron varias preguntas acerca de los nombres de los políticos relacionados con el caso. Sin embargo, entre estas también destacaron, ¿qué sucederá con los agentes que lograron la captura del capo? Y es que el policía que ayudó en la captura del exlíder del Cártel de Sinaloa en Los Mochis, en 2016, se quedaría sin protección a partir del 28 de febrero de este año.

De acuerdo con Excélsior, se supone que esto aplicará debido a que se ordenó su baja —junto con 12 compañeros de una comisión incorporada al Servicio Exterior Mexicano, que lo mantenía en Washington, Estados Unidos—.

Se supone que esta instrucción fue dada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, mediante su titular Alfonso Durazo y el comisionado general de la Policía Federal, Arturo Jiménez —pues se solicitó la devolución de los pasaportes “diplomáticos” otorgados a los elementos de esta comisión y sus familiares, a través de un oficio con fecha del 7 de febrero, dirigido al director general del Servicio Exterior y Recursos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)—.

"Seguiremos luchando por el Chapo hasta el final", dice la defensa de Guzmán Loera

Foto: Reuters.

Otros elementos

El reporte de Excélsior no sólo apunta al caso del policía federal relacionado con la captura del Chapo, también hay otros elementos que fueron ubicados en California y Texas, en Estados Unidos, en Guatemala, Colombia y España.

Foto: Reuters.

La respuesta de AMLO

Ante el reporte, en la conferencia mañanera se le cuestionó al mandatario Andrés Manuel López Obrador sobre esta situación.

¿La respuesta? La “austeridad republicana” no aplicará en este tipo de casos. Y si los elementos de seguridad requieren protección, el gobierno no se las negará: “Si nos piden protección, se las damos”, sentenció AMLO.

En fin, vale recordar que el 8 de enero de 2016, el Chapo fue capturado en un operativo llevado a cabo por la Secretaría de Marina —mediante un reporte de la policía Federal sobre el robo de un automóvil, el cual resultó ser sustraído por el capo—, en Los Mochis, Sinaloa.

¿Después? La historia la conocemos, Joaquín Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos para enfrentar un juicio en el que fue señalado culpable por 10 cargos, entre ellos por la participación en una empresa criminal, conspiración internacional para la distribución de drogas, conspiración para importar cocaína y conspiración para la distribución de cocaína.

**Foto de portada: Reuters.