Por error vieron una foto de su maestra desnuda, y los expulsan de secundaria

Buena suerte… que tu maestra de secundaria esté de buen ver
Mejor suerte… que por error accedas a una foto de ella desnuda
Mala suerte… que sólo veas la imagen unos segundos
Peor suerte… que ella se dé cuenta y te expulsen

Así podríamos resumir lo que vivieron cuatro alumnos en un Instituto de Indiana, quienes en cuestión de segundos pasaron del cielo al infierno.

Resulta que en esa secundaria hay iPads que están a disposición de los estudiantes. Así que estos 4 educandos usaban una de estas tabletas para buscar información de sus tareas (eso dicen), y de pronto, pues que de la nada aparece en la pantalla una imagen de su profesora con nadita de ropa.

Obviamente estos chavillos (menores de 13 años, por cierto) se emocionaron. Lo malo es que apenas llevaban unos segundos asimilando lo que veían sus ojos, cuando el cruel destino hizo que en ese preciso instante la maestra volteará a verlos y se reconociera en tan picante foto.

“No es nuestra culpa que tuviera la foto ahí, no hemos podido evitar encontrarla”, dijo Josue Troutt, uno de los acusados. La agraviada no escuchó razones y pidió que expulsaran a sus cuatro alumnos por lujuriosos.

Imagino así el momento:

Troutt y sus amigos se defendieron diciendo que la fotografía les llegó ‘sin querer’, pues el iPad debió sincronizarse accidentalmente con el iPhone de la profesora.

Los papás de los implicados obviamente le creen a sus hijos, pues consideran a sus criaturas incapaces de andar de morbosos. Además, culpan a la maestra por llevar ese tipo de fotografías cuando va a un salón lleno de ‘pequeños’.

“Es una foto de una persona desnuda que los estudiantes vieron. Mi hijo ni siquiera tocó el iPad, otro chico mostró la foto, él nunca la tocó, y punto”, dijo la mamá de Josue.

Hasta el momento, el Instituto sigue firme (y los alumnos también siguen firmes desde que vieron la foto) en su decisión de expulsar a los estudiantes.

¡Cómo ven!

En nuestra opinión, estos estudiantes deberían dar gracias de que por error no les llegó la foto de esta otra maestra:

¡Dios nos libre!

*** Vía El Universal