El calentamiento global es un tema que debería preocuparnos a todos, pues si no hacemos lo posible por erradicar un poco del daño que le hemos causado al planeta éste podría llegar a su fin más pronto de lo que imaginamos.

Acá en la CDMX el tema del ambiente ha estado en boca de todos durante los últimos días, esto luego de que en la ciudad se registraran más de 20 incendios que llenaron de humo algunas alcaldías en la ciudad y que este 14 de mayo provocó que se activara de nueva cuenta la Contingencia Ambiental. Y si pensaban que nomás’ acá en la capital nos la estamos pasando mal, se equivocan, porque en San Luis Potosí, el tema de los incendios y el calor ha llegado a un punto crítico en el que las aves están muriendo por estos factores.

De acuerdo con información del diario local El Pulso de San Luis, el incidente con las pobres aves se ha presentado en el municipio de Xilitla ubicado en dicho estado de la república. La dirección de Ecología confirmó esto a través de un comunicado, en donde detallan que la ola de calor que azota este estado ha provocado que especies como las “palomas tuneras” y los “papanes huastecos” mueran por consecuencia de las altas temperaturas y por los incendios que se han presentado en el estado en los últimos días.

Y es que al parecer, el calorón que se ha sentido en la entidad (el cual supera los 35 grados) y el incendio que azota a la Sierra de San Miguelito -que por cierto ya ha consumido cerca de 5 mil hectáreas- han provocado que las aves del lugar no tengan un lugar en donde quedarse o mitigar su sed, por lo que palomas, pichones, pájaros y hasta un ave llamada tucaneta (familiar de los tucanes) han muerto a causa de la deshidratación. ¡Uno cómo quiera pero ellos son criaturas! 😞

Ante estos acontecimientos, el gobierno municipal ha hecho un llamado a las personas para que no lastimen a todas las aves que entren a las casas a buscar un poco de agua o a refugiarse del sol, y que les echen la mano poniendo un poco de líquido en las ventanas de los hogares para que estos amiguitos puedan hidratarse y resistir las consecuencias del cambio climático.