En plena “renovación” del partido, los militantes se dieron cuenta que al nuevo PRI también le gusta la lana… nomás que ahora no hay de dónde robar abundancia presupuestal… así que se verán en la necesidad de pedir un préstamo bancario.

Así como leen: apenas llevamos rebasada la cuesta de enero y en el tricolor ya andan sacando la lengua, ya que les es insuficiente la base presupuestal que se les asignó… y cómo no, si ésta apenas es la mitad del dinero que se les repartió en 2018.

¿Crisis en el PRI? Ahora organizará actividades culturales para obtener recursos

Por lo anterior, Enrique Burgos, presidente de la comisión de presupuesto del Partido Revolucionario Institucional (PRI), adelantó que el PRI se acercará a los bancos para ver si les hacen un préstamo de 250 millones de pesotes…

Con dicha suma no crean que los tricolores piensan no perder el excéntrico estilo de vida que “imaginamos” que tuvieron durante el sexenio de Enrique peña Nieto… nahh. Ese dinerito apenas si servirá para cubrir sus gastos regulares y el pago de multas fijadas por el INE equivalentes a 231.3 millones de pesos.

 

Y en lo que algún intrépido banco se avienta a concederles su préstamo… los del PRI están en lo que llaman periodo de “conciliación”. Será entre ellos, luego de la traición que representó para varios grupos el que se haya elegido como candidato a un güey que ni militante era (ahhh, pues ahora que Meade trabaja en HSBC, igual él les puede hacer “la balona” para conseguir el dinerito).

Como parte de dicha “conciliación”, el Consejo Político Nacional del PRI definió que la elección de su próxima dirigencia nacional se hará – ahora sí – consultando a su militancia y por la vía más transparente posible. Para ello, le pedirán al INE que les eche la mano con la organización de la elección. Hasta ahora no hay contendientes definidos. Sin embargo ya se comienzan a barajear los nombres de la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega; el exsecretario de Salud, José Narro, e incluso del actual coordinador de senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong.