“SEÑOOOOOR, ME HAS MIRADO A LOS OJOOOOOS es probablemente lo que pensaste cuando viste el título de esta nota y no te culpamos. La llamada “Ley seca” siempre pone a temblar a todos los mexicanos, sobre todo cuando se trata de Semana Santa y uno tiene que ir corriendo a la tiendita a surtirse para poder pasarla a todo dar sin morir de sed de la mala en el intento.

Si bien esta medida se ha implementado para evitar que los malacopas hagan de las suyas en fechas importntes, al parecer todo eso está a punto de cambiar, o al menos en la Ciudad de México, pues según Milenio, el diputado local del PAN en el Congreso de la CDMX, Jorge Triana, ha propuesto eliminar la ley seca, la cual le prohibe a los establecimientos la venta de alcohol al público en general.

De acuerdo con Triana, la ley seca es una medida “que restringe las libertades del ciudadano”, que automáticamente califica a las personas como incapaces de tomar una decisión acerca de su consumo. “La ley seca es, por mucho, el más claro ejemplo de una acción de gobierno con alto grado de conservadurismo, de un gobierno que pretende regular la esfera personal e individual del sujeto a partir de la implementación de una decisión administrativa que a lo largo de los años se ha diluido como consecuencia de no mostrar eficacia y protección de otros derechos”, dijo el diputado del PAN.

Jorge Triana también afirmó que la medida provoca que muchos establecimientos dejen de vender alcohol en los días en los que es aplicada, algo que a su vez podría hacer crecer el mercado negro del alcohol: “A mayor cantidad de restricciones a las libertades individuales, mayor es la tentación de que exista un mercado negro y la propuesta que hacemos es que no tengan los efectos deseados”.

El diputado mencionó que la ley seca surge de una política estadounidense y hasta el momento es un “rotundo fracaso”, pues además de que no ha resuelto el tema del alcoholismo, ésta medida a la que calificó como “absurda, inútil y demagógica” tiene por objeto la intromisión y limitación de las más básicas libertades del ser humano. En pocas palabras, que no te dejan decidir si te pones hasta las chanclas o no.

Y sí, no negamos que esta propuesta de eliminar la ley seca tiene muy buenos puntos a favor, sin embargo, ¿se sienten listos para tomar las riendas en el bello pero peligroso mundo del alcohol? Es pregunta seria. 🤔