¿Qué es la Permacultura y para qué sirve?

Si viste Interstellar

, la última película de Christopher Nolan, te habrás dado cuenta de que no es nada fácil mudarse de planeta, por aquello de la relatividad del espacio-tiempo, los agujeros negros, las singularidades y la constante estupidez humana. Para evitar vernos en la necesidad de buscar planetas amueblados a nuestro gusto más allá de los límites de nuestro sistema solar será mejor que empecemos a cuidar mejor el único que tenemos y para lograrlo te invitamos a que conozcas una forma de aproximarse al mundo llamada Permacultura.

Seguramente has escuchado o leído sobre la permacultura pero no sabes exactamente de qué se trata e imaginas que es un nuevo invento de los hippies para evitar conseguir trabajo (tal vez hay algo de cierto en ese estereotipo cuando vemos de cerca a sus más entusiastas practicantes).

Resulta que la permacultura es un sistema para crear entornos ecológicamente responsables y económicamente viables, sostenibles a largo plazo y capaces de satisfacer las necesidades de sus habitantes sin explotar ni contaminar el medio en el que se desarrollan. Parte de un enfoque sobre el uso de la tierra que aprovecha de manera armónica las relaciones existentes entre clima, flora, fauna, suelos, agua y necesidades humanas para crear una ecología cultivada  que produzca más alimento de lo que normalmente genera  la naturaleza.

Este sistema fue desarrollado por los australianos Bill Mollison y David Holmgren en los años setenta como una respuesta a los problemas creados por las actividades industriales y la depredación de los ecosistemas del planeta.

Si te interesa iniciarte como permacultor y aportar tu granito de arena en la creación de soluciones para corregir los graves problemas que enfrentamos como especie de este planeta, aquí encontrarás algunas buenas razones:

  • La permacultura es un sistema de diseño que toma por principio la ecología del ecosistema en el que se desarrolla. A diferencia de la explotación industrial moderna donde la preservación del medio ambiente es la última de las preocupaciones, la permacultura toma como punto de partida la salud y el funcionamiento del ecosistema para diseñar los medios con los que se satisfacen las necesidades humanas, y no solo eso, sino que asume que el ser humano es parte de la naturaleza y que su intervención puede tener un efecto positivo en el medio.
  • En la permacultura el ser humano es parte de la solución. Mediante la aplicación de sus principios, podemos lograr que nuestra interacción con el medio ambiente no sea destructiva, pues nos ofrece un marco de alternativas viables para la producción y la creación de ambientes que regeneren los daños provocados por una inadecuada intervención humana.
  • La permacultura es una oportunidad de replantear la forma en que pensamos acerca del mundo. Sin dejar de considerar los serios problemas ambientales a los que debemos hacer frente, la permacultura se centra en la observación de la maravillosa complejidad de la naturaleza y a partir de su ejemplo nos permite traducir los problemas en oportunidades.
  • La permacultura nos permite poner los pies en la tierra. Seguramente has oído hablar de variables macroeconómicas, variaciones en la bolsa, entre otros términos del mundo financiero. Bueno, lo cierto es que ese tipo de mediciones están muy alejadas de las cosas fundamentales de la vida, no nos hablan de la salud y biodiversidad de los ecosistemas, no se preguntan si hemos logrado capturar más dióxido de carbono del que producimos, ni el número de bosques comestibles para satisfacer las necesidades de personas y comunidades sin destruir la fauna y flora del lugar. La permacultura nos permite enfocar nuestra atención en cosas importantes para lograr cambios positivos, inspirar a otras personas y promover acciones que incrementen la biodiversidad, la salud y la felicidad de las comunidades.
  • La permacultura es una caja de herramientas para crear soluciones a diferentes problemas. Gracias a los principios de la permacultura podrás encontrar una solución óptima para tu problema y el contexto en que se desarrolla. ¿Qué fuente de energía es más conveniente, solar, eólica o biogás? ¿Qué sistema de riego es más adecuado, goteo, aspersión o inundación? ¿Es necesario remover la tierra para sembrar o es conveniente usar el sistema de cero labranza? Para encontrar la mejor solución, un proceso de diseño basado en el pensamiento sistémico y enfocado en la búsqueda de soluciones óptimas como la permacultura es muy útil a la hora de resolver problemas.
  • La permacultura integra un conjunto de disciplinas. Para que las soluciones a los problemas tengan un impacto verdadero deben ser resultado de un conjunto conocimientos ya desarrollados, aplicados de manera eficiente a distintas situaciones. En la permacultura confluyen agronomía, biología, ingeniería, psicología, antropología, arquitectura y hasta la política, que nos sirve para explorar todos los aspectos de nuestra interacción con el mundo que nos rodea.

Esto es solo una pequeña muestra de lo que la permacultura te puede ofrecer para iniciarte a ti mismo en la búsqueda de soluciones a los problemas más difíciles que enfrentamos como especie. No esperemos a encontrarnos en la necesidad de mudarnos de planeta, mejor empecemos a cuidar el que ya tenemos y pongamos nuestro granito de arena en la búsqueda de soluciones a nuestros problemas comunes.

Colaboración de: Tlali Bienestar y Conservación AC