El tema del día: este lunes, 7 de octubre, cientos de taxistas tomaron las calles y ocasionaron tremendo caos para pedirle al gobierno de la CDMX que le ponga unas trabas a las aplicaciones de movilidad —como Uber o Didi. Sin embargo, los chismes corren rápido… autoridades locales y periodistas ya dicen que hay dos exfuncionarios que están detrás de todo el asunto. 

Presuntamente se trata de Héctor Serrano y Carlos Meneses, titulares de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) en épocas de Miguel Ángel Mancera. 

Foto: @ManceraMiguelMX

De acuerdo con ‘El Caballito Exprés’, la columna de los periodistas chilangos que trabajan en El Universal, estos dos exfuncionaros están metidos hasta el cuello en la marcha de taxistas de este lunes pues —presuntamente— se adjudicaron cerca de 350 concesiones de taxi en su último año de gestión. 

Las autoridades de la CDMX, a manera extraoficial pero con el único guión que se saben, dicen que todo esto es un pleito porque “se les acabó el negocio”.

“Desde el Antiguo Palacio del Ayuntamiento nos comentan (…) que, en el fondo, la molestia no es tanto con las aplicaciones de transporte”, señalan los periodistas —sin firma, eso sí— que publican en El Universal. Según esto, el verdadero pleito es porque los dos exfuncionarios ya no tienen controlados a todos los gestores de taxistas que hacían trámites en El Coyol y en La Virgen donde llegaban a sacar cerca de 2 millones de pesos al día. 

Al mismo tiempo, acusan que una de estas gestoras, de nombre Martha, fue la que encabezó los cierres caóticos de esta mañana en Santa Fe.

Los periodistas que escriben en El Universal —y los empleados anónimos de la CDMX que abrieron el pico— señalan a Héctor Serrano  y Carlos Meneses como las mentes detrás de las marchas de taxistas este lunes. Serrano dejó la SEMOVI en septiembre del año pasado y Meneses ocupó su puesto en la institución… pero así de bien se han de haber portado que ambos fueron acusados de desacato por sus labores.

La versión oficial es que los taxistas buscan que Sheinbaum regule las aplicaciones de transporte, pero ahora aparece una nueva teoría que involucra funcionarios de la época de Miguel Ángel Mancera.