Así, sin percibirse ya casi estamos por tener reformas en materia de comunicaciones, las cuales tal como se advirtió perjudican y benefician a ciertos actores.

En la noche de ayer, el pleno de la Cámara de Diputados le dio visto bueno a la reforma en telecomunicaciones, esto en lo general, ya que hay algunas particularidades que se tendrán que discutir para darle algo de “tensión” al asunto.

La votación cerró con un contundente 414 votos a favor, 50 en contra y 8 abstenciones. Esta vez las negociaciones no fueron tan rápidas, ya que los representantes del PRI, PAN y PRD se demoraron  en ver cómo funcionan sus iPads-mini ponerse de acuerdo respecto a las supuestas afectaciones a los intereses de Carlos Slim.

El punto polémico que más o menos fue resuelto es el referido al “must carry/must offer”, el cual básicamente es la obligación de las televisoras satelitales de transmitir TV abierta con todo y publicidad incluida  (must carry), mientras que “must offer” es la obligación de las empresas de TV abierta de ofrecer su señal a los canales de paga de forma gratuita; quedó así:

“Se establece que todos aquellos canales nacionales que cubran más del 50 por ciento del territorio nacional tienen que ser transmitidos por la televisión satelital de forma gratuita”.

Pero al parecer lo anterior tiene truco, ya que aquellos agentes económicos dominantes no tendrán el beneficio de dicha gratuidad, y además si se benefician con alguna otra entidad concesionada tienen el riesgo de perder su concesión.

En pocas palabras, Dish –de Carlos Slim- tiene que transmitir obligatoriamente la señal de TV abierta, pero como es un agente dominante  -y además tiene relación con Telmex- la gratuidad de la transmisión ya no es tal… claro que se ve difícil que pierda las concesiones de Dish y Telmex, pero al parecer tendrá que pagar por retransmitir la programación de Televisa y TV Azteca, algo que básicamente es lo que desde el inicio pretendió imponer el PRI, ya que proponía negar la retransmisión gratuita de las señales de TV abierta a través de televisoras satelitales.

Y eso que les regaló sus iPads-Mini.

Por otra parte también se estableció la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones, la cual será la instancia encargada de autorizar, ampliar y también revocar concesiones.

Algo también importante en esta nueva reforma es la apertura al 100% de la inversión extranjera en telecomunicaciones y vía satelital, no importando el país del que venga, mientras que en radiodifusión será del 49%.

¿En qué terminará esto?, tendremos que esperar 11 días, ya que los legisladores se tomarán 11 días de vacaciones y regresarán hasta el 2 de abril “a darle duro”, como es su costumbre.

*Vía CNN, Proceso